Zoila Redimida

Hola guapos!, y Guapas!, ya regresé de donde andaba o me regresó el coronavirus y aquí andaré el mayor tiempo posible, contándole unos cuantos chismillos. De los pasillos, antesalas y despachos de los jefes y achichincles.

Tierra Blanca a traviesa una situación difícil por la pandemia de COVID-19, los contagios van en aumento de manera considerable, en tan solo tres días el HGZ se atendieron mas de 20 pacientes entre sospechosos, las cifras suben y suben; al inicio de esta pandemia el municipio activó lo que llamaron “consejo de protección civil” teniendo reuniones una vez por semana, las acciones iban funcionando, se podía observar, pero de un día para otro bajaron la guardia, de las direcciones involucradas solo continúa protección civil realizando la sanitización en algunos espacios públicos.

 

Llegó la desobediencia y el análisis político de los estrategas…

En un comunicado publicado el 28 de abril se especificaba bien y clarito que todos los miércoles a partir de esa fecha cerraría todo el comercio ambulante, fijo y semi fijo, pero esta acción solo se hizo una sola vez…porque entraron al quite los soñadores de la silla presidencial con sus ideas opinando que esa acción no ayudaba, al contrario perjudicaba a los señores del volante, que lo que realmente funcionaba era una entrega de despensas ¡claro! Buscando siempre una oportunidad de salir en la fotito y es que estos muchachones sentían que el rey del covid les andaba ganando pues Tierra Blanca ya identifica a Florentino.

Mas de una acción se quedó solo en el papel, podemos observar al director de comercio bien quitado de la pena haciendo que trabaja para que le paguen, porque los vendedores foráneos que vienen de Orizaba y Puebla siguen entrando sin que nadie les diga absolutamente nada y cómo les van a decir si ellos alegan que el moche es con el director, en plena alza de casos, mas de un comercio levantó sus cortinas, los ambulantes andan descontrolados, sin cubre bocas, sin gel en los establecimientos, venta de bebidas alcohólicas a ojo visto y lo único que sabe decir en su defensa es “la gente no hace caso” es lo ha dicho entrevistas recientes.

La directora de salud, -si alguien la conoce, le podrían decir que más de una taquería que venden por las noches, no llevan las medidas de higiene, cero sana distancia, mesas amontonadas, ellos sin cubrebocas y menos guantes, que se haga un recorrido por las noches en los puestos de comida y no solo en el centro. Tierra Blanca tiene colonias.

Los gerentitos de los bancos se están confiando que aquí hacen lo que quieren. En otras ciudades del estado ya les aplicaron tremendas multas por no poner policías y hacer que guarden la sana distancia. Urge que el Tesorito les aplique una multa, y no decimos la Srita. Laura que es del ramo de salud, porque se pellizca muy feo.

Hablando de desobedientes desde el mes de marzo el ayuntamiento puso en cuarentena parte del personal, dejando solo áreas esenciales, pero Valió cachete, porque tanto directores como personal de confianza lo tomaron como vacaciones, se la viven subiendo fotos de sus “reunioncitas y fiestecitas”, así como sus paseos relámpagos, ¿que preocupación pueden tener si la quincena les llega integra?, eso sí, que alguien le diga al número uno que se ponga a observar lo bien que funciona el Ayuntamiento sin tanto personal.

En esta semana corrió como pólvora el despido de la novia del señor de los dineros, tras protagonizar tremendo escándalo en pleno centro de la ciudad, con elementos de la policía municipal, ella le alegaba a los polis en un video que se hizo viral “te vas a meter en problemas” y zaz!!… la que se metió en problemas fue ella, porque el Presi fue decisivo y le dieron aire, flit, o lo que es lo mismo, la despidieron!, aún cuando el novio alegó consideración y clemencia. Pues no la hubo, tras esta acción hay algunos que ya le andan pensando.