Ya no tenía bolsas de diálisis para mi hijo, vino con doña Maru y le consiguió 30 cajas!!!

*.Ella es de Nopaltepec, Mpio. de Cosamaloapan donde no pudieron ayudarla. 
* Se vino a Tierra Blanca y la presidenta de DIF Ma. Eugenia enseguida le gestionó las cajas de diálisis sin ningún costo.

Irene Terrones Ortiz
Reportera de Crónica TB

 

Julia López Silveira es originaria de Nopaltepec municipio de Cosamaloapan, es una señora que a sus 67 años no se detuvo ante nada para salir a buscar ayuda para uno de sus hijos que cayó enfermo de los riñones, requiere de sus diálisis, y ya no tenía para comprar las bolsas de agua para continuar con el tratamiento, se fue al DIF de su municipio donde desafortunadamente no encontró respuesta,.

“Ya no tenía yo dinero para comprarle las bolsas se diálisis a mi hijo, me fui al DIF de dónde vivo pero el policía de guardia que me atendió me dijo que no iban ayudarme porque todo estaba cerrado, no están dando ningún servicio”.

-Que hizo usted?, “Me desespere, dije, Dios mío! y ahora que hago sin dinero, como consigo para comprar las bolsas de diálisis, pero me encontré con una amiga que me dijo – vaya usted a DIF de Tierra Blanca, allá son buenas personas, le van a ayudar, y eso hice me vine a Tierra Blanca buscando a la señora presidenta de DIF y que le platico mi situación y mire usted que enseguida me dieron respuesta, me ayudaron a conseguir las bolsas de diálisis”.


Platica Doña Julia que aparte de la rápida respuesta jamás espero recibir un buen trato por parte del personal de DIF en esta ciudad, “me atendieron muy bien, sinceramente estoy muy agradecida nunca esperé encontrar personas tan buenas como la gente de DIF de Tierra Blanca”.

Doña Julia buscaba cuando menos unas bolsas de diálisis para seguir con el tratamiento a su hijo pero la intervención y gestión que hizo la Contadora María Eugenia Rodríguez ante DIF estatal valió la pena porque la Señora Julia López recibió el apoyo de 30 cajas de diálisis, sin ningún costo y que le permitirá a su hijo tener un tratamiento seguro por dos meses y a ella dar un poco de tranquilidad en este tiempo.

“Fíjese que aquí donde me ve pienso mucho y mucho en la enfermedad de mi hijo, que luego como voy a hacerle para conseguir las bolsas, ahorita estoy un poco más tranquila gracias a la gestión y gran ayuda de la Señora Eugenia Rodríguez, ahorita con esta ayuda me voy a ahorrar mucho porque por cada caja pagaba 300 pesos, ya ese dinero podré ocuparlo para otras cosas que hacen falta como en la alimentación para mí hijo”.