Voluntarios rocían entradas a locales comerciales

Voluntarios rocían entradas a locales comerciales

*.-Detanitrina, un agroquímico para combatir cucaracha, hormiga, mosca, zancudo y rata

Manuel Regueyra
Reportero de Crónica Tb

Ayer lunes, después de medio día, un joven con una bomba de mochila andaba rociando un líquido agroquímico a las entradas de algunos locales comerciales en la calle Independencia, del parque Benito Juárez hasta la avenida Juárez y de ahí a la calle El Soldado.
Es una labor social, nosotros lo hacemos por nuestra cuenta, venimos de Tlaxcala, dijo Roberto Castro Santillán, quien acompañaba al joven que andaba rociando y ponía al tanto al dueño o encargado del negocio.
Ahorita como la situación está ya muy difícil, andamos en todas estás comunidades en apoyo, ya que donde quiera hay mucha cucaracha, hormiga, mosco, zancudo, esta es una detanitrina, la cual mata la familia de los piretroides, hizo saber el tlaxcalteca.
Es un producto urbano, no daña al medio ambiente ni al ser humano, puede haber una persona embarazada, un recién nacido, una persona asmática, es un producto muy bueno, indicó.
Es un agroquímico que se rocía para evitar que las cucarachas de las coladeras se metan a los comercios, ya que cuando se meten a los comercios enhuevan y es ahí cuando vienen las infecciones porque la cucaracha viene de la alcantarilla, comentó Castro Santillán.
¿Tiene que ver con la situación del coronavirus?
No. Nosotros somos independientes no tenemos nada qué ver, pero el Covit-19 por lo que tenemos entendido, es con agua y jabón estarse lavando las manos constantemente y guardar la distancia, respondió.
Que la gente tome consciencia porque vemos mucha gente que traemos el cubrebocas y muchas no; hay mucha gente que es sarcástica, grosera, no entiende y estamos bajo las leyes del gobierno, manifestó.
Y tenemos que acatar las leyes porque así es, sí se enferma uno se enferman muchos, desafortunadamente mucha gente lo ve bien, pero mucha gente no lo entiende y dice son mentiras, son juegos políticos, pero sea lo qué sea tenemos que acatar las leyes del gobierno, asentó el voluntario.
Esto es en apoyo, ya que donde quiera hay mucha hormiga, cucaracha, mosco, zancudo, entonces mucha gente nos apoya porque nadie lo hace, tienen que ir con una compañía para que lo hagan y les cobran 300 ó 400 pesos y desafortunadamente no los tienen, dijo.
Se mete uno a los comercios a comerse una quesadilla y hay mucha mosca, se mete uno a comer una comida y hay cucarachas, nos enfermamos del estomago y decimos que la comida no está bien, pero no es cierto, la cucaracha, la rata y la mosca son los que contraen las salmonela, apuntó Castro Santillán.
La mosca, hay una popo y la mosca en un instante está en un plato, la mosca no come, la mosca defeca; la cucaracha por lo consiguiente, está en los registros y en la noche se meten y enhuevan, reiteró.
La rata en las noches anda en todos los trastes, utensilios, en un vaso, se levanta uno por la mañana y quiere tomar un vaso de agua, un vaso de leche y hay muchas bacterias; y llega el momento en que uno come en la calle y es detonación para que uno se enferme del estomago, mencionó.
¿Pertenecen a alguna Fundación o Asociación?
A ninguna, somos voluntarios, independientes, afirmó Roberto Castro Santillán.