Vende cubrebocas para llevar comida a su familia

Vende cubrebocas para llevar comida a su familia

*.- Es originario de Otatitlán, se emplea en las ferias de la cuenca que por el Covid-19 se han cancelado.
*.- Se ayuda vendiendo cubrebocas recorriendo las calles de Tierra Blanca.

Irene Terrones Ortiz.
Reportera de Crónica TB.

Exhibidos en un pequeño maniquí y caminando por las calles de esta ciudad Reyes Hernández, un adulto mayor va ofreciendo a domicilio este producto sanitario que se ha vuelto en los últimos dos meses indispensable en la vida diaria de todos, es una medida de protección contra el Coronavirus.
Y de estás mascarillas hay al gusto de todos, chicos y grandes en diseños y colores, “Su precio varía hay de 20 pesos, 24 pesos, y también ofrecemos caretas, hay del gusto para todos”
Don Reyes Hernández es también conocido como el “Rey del dulce”, ya que su empleo se encuentra dentro de las ferias ganaderas y carnavales pero en estos momentos por la pandemia esos festejos están suspendidos.
“Así fue como me bautizaron como el “rey del dulce” porque ando siempre en las ferias vendiendo dulces pero ahorita eso no se puede, no está permitido y pues tengo que buscar la manera de darle de comer a la familia por eso estamos aquí vendiendo los cubrebocas”.
¿Usted los diseña?.
“No, un joven los hace y yo le ayudo a venderlos y así es como nos apoyamos en estos momentos”.
En varios colores y diseños, los cubre bocas hoy por hoy se convirtió en un producto sanitario de primera mano porque lo piden para poder ingresar en algún centro comercial, oficina como en la calle, éstas mascarillas o cubre bocas ayudan o disminuye riesgos de contagio por fluidos corporales, tambien evita tocarse la nariz y boca y por el Covid-19 todos deben usarlo.
-¿Y qué tal las ventas?-
“Pues ahí es nada más para irla pasando, no es que se venda así mucho pero sí nos ayuda para ir comiendo y pues aquí andamos”.
Tenemos que sacar para la comida mientras dura está contingencia, caminamos por las calles ofreciendo los cubrebocas, consideramos que no representa ningun riesgo porque ando solo, no generamos aglomeraciones ni nada de eso, y pues aquí vamos a seguir en la novia del sol mientras se pueda y pase todo esto que esperamos sea pronto porque la situación si es difícil para todos, en mi caso esto es la única forma que tengo de ayudarme para llevar algo de comida a la familia”.
En un pequeño cartoncillo que a la letra dice, “soy trabajador independiente, si no trabajo, no como, yo soy de feria soy honrado, compren por favor”, don Reyes Hernández se anuncia con sus clientes mientras recorre las calles de la novia del sol.