Un senador más a Morena y un golpe a Dante Delgado

*El legislador y médico duranguense José Ramón Enríquez Herrera, renunció a su grupo parlamentario, Movimiento Ciudadano

LSR

La bancada de Morena crece de 60 a 61 senadores, pues el legislador y médico duranguense José Ramón Enríquez Herrera, renunció hoy su grupo parlamentario Movimiento Ciudadano que se reduce de nueve a ocho integrantes.

En un oficio dirigido a la presidenta de la Mesa Directiva, Mónica Fernández, informó “por medio de este conducto, y con fundamento en los artículos 8, numeral 1, fracción y 25 del Reglamento del Senado de la República solicito respetuosamente se lleven a cabo los trámites necesarios para realizar mi baja del Grupo Parlamentario Movimiento Ciudadano”. Y así, sin mayores explicaciones precisa que desde mañana será morenista.

Dos fuentes consultadas dentro de este partido, y quienes solicitaron reservar sus nombres, explicaron a La Silla Rota que la Enríquez Herrera no es cualquier senador porque era, simbólicamente, la mano derecha de Dante Delgado, coordinador de Movimiento Ciudadano en la cámara alta.

“Dante lo apoyaba en todo, era su segundo preferido después de Alfaro; tan es así que pudo impulsarlo como candidato a alcalde en Durango, una entidad netamente panista. Estuvo ocho años en Movimiento Ciudadano, más por confianza que por mérito. También era muy cercano a Clemente Castañeda”.

Tan era una de las gentes de confianza de Delgado que por eso se le permitió representar al partido en la comisión permanente del Congreso. El precio para cambiarse a Morena debió ser muy alto y es muy probable que ese acuerdo pasó por Palacio Nacional; de todos modos, él llega a la bancada de Morena apestado y al montón

Esta renuncia sucede a unos días del enfrentamiento mediático entre el gobernador de Jalisco por Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro; y el presidente López Obrador, tras los hechos ocurridos por el caso Giovanni. Alfaro acusó al mandatario y su partido, Morena, de estar detrás de los disturbios ocurridos entre policías y manifestantes el pasado jueves, donde se exigía justicia para Giovanni por ser considerado caso de abuso policiaco. El jefe del Ejecutivo respondió a Alfaro que, si tenía pruebas de su dicho, las presentara.
Hasta el 4 de junio, en su cuenta de la red social Twitter, Enríquez Herrera posteó “justicia para Giovanni”, como respaldo a su partido que condenó los hechos.

Otro dato de contexto es la carta que hace dos días envió Delgado al presidente para pedirle detener la “insurrección” contra el gobernador Alfaro. “El que siembra vientos, recoge tempestades”, le advirtió.

Cabe mencionar que la semana pasada, un día antes de darse a conocer el caso Giovanni, la Mesa Directiva del Senado anunció la extinción de las bancadas del PRD y Encuentro Social por tener menos de cinco integrantes, lo que fue interpretado mediáticamente como una estrategia en la recomposición numérica de la bancada mayoritaria Morena, con el fin de conseguir los votos suficientes en los próximos doce meses para impulsar sin obstáculos de los partidos de oposición, leyes a favor del Poder Ejecutivo.

Esto significa que, dado que el total de senadores es de 128, Morena podría formar un bloque mayoritario de 74 votos en caso de ir en alianza con otros partidos sumando sus 61 legisladores más siete del partido Verde y seis más del partido del Trabajo; sin contar los cuatro legisladores independientes de Encuentro Social que perdieron su bancada la semana pasada.