Toyano quiere revivir las carnicerías de Solidaridad

*Al no poder contactar con el señor presidente para que nos diera las anuencias no hemos podido iniciar actividades.

Hay dos factores. Uno el sanitario, donde junto con las autoridades hacer la promoción al uso de la mascarilla, la sana distancia, no tener celebraciones en los ranchos, pues celebran todo, dijo Victoriano Delfín Ruíz sobre la situación que viven los ganaderos de la Asociación Unidad y Progreso sobre la pandemia. En los ranchos los domingos celebran todo y definitivamente esa aglomeración de gente iba a traer problemas; en un principio se hizo caso omiso a las recomendaciones y lamentablemente hubo fallecimientos de gente conocida, de gente del medio rural, fue entonces cuando se empezaron a preocupar, refirió. Creemos que ya cuando menos un 85 ó 90 por ciento de nuestros ganaderos están observando las medidas, ya se están cuidando; en el rancho antes un velorio o unos 9 días, era un evento donde se juntaban 400 ó 500 personas para acompañar a la familia, situación que ya no se puede con esto, recordó. Y en la situación económica sí nos vimos afectados, el consumo de carne ha bajado considerablemente, apenas está repuntando un poco, y sí los ganaderos andaban desesperados porque la venta de sus vacas gordas es un buen ingreso para el sostenimiento del rancho, de la familia, pago del sueldos, hizo saber. Hay una propuesta, nosotros estuvimos en el mes de enero con el señor presidente municipal para hacerle saber que en la Asamblea que tuvimos el segundo sábado de enero habíamos acordado poner 3 carnicerías de Solidaridad, como se puso ya en alguna ocasión y que ayudó al productor a tener un canal de comercialización que fuera de los ganaderos, mencionó el ganadero. Y por otro lado ayudó a los consumidores porque la carne se vendía más barata que el precio que corría en el mercado, resaltó. Lamentablemente no hemos podido estar con el señor presidente desde enero, después de que nos recibió y nos dijera que le pareció perfecta la idea, que él nos apoyaría; a los 8 días regresamos con la intención de decirle que ya teníamos los locales, un equipo ya comprado y compraríamos otros dos para cumplir con todas las normas de higiene, contó Ruíz Delfín. Ya teníamos toda la logística, había 3 grupos ya de productores que manejarían las carnicerías, pero al no poder contactar con el señor presidente para que nos diera las anuencias, que él nos dijo que no habría ningún problema, pues no hemos podido iniciar actividades porque tampoco queremos andar al margen de la normatividad municipal, apuntó. Sí nos ha afectado no contar con las anuencias porque a estas fechas hubiéramos desplazado unas 300 ó 400 vacas; hubiera desahogado los potreros y vino una sequía muy fuerte, señaló el expresidente municipal. ¿Es cierto que el precio está muy castigado? Hace 3 años vendíamos a 55 pesos y la semana pasada estábamos vendiendo a 38 pesos el becerro, respondió. Ahorita ya se está vendiendo a 41 y en algunos casos a 42 pesos, que no deja de ser barato, porque después de 3 años estamos vendiendo más barato, y lo que ha superado el costo de producción, mencionó. Las vacas gordas llegaron a pagarlas a 22 pesos y en retazos, pero en el mercado nunca ha bajado el precio de la carne, comentó el ganadero. De qué se trataba con las carnicerías de Solidaridad: de estabilizar en un precio justo para el productor y pago de contado; se le iba a pagar entre 28 y 30 pesos la vaca y de contado, mientras que al consumidor se le iba a vender 20 pesos más barata que el precio que está en el mercado, indicó el presidente de la Asociación Ganadera Unidad y Progreso, Victoriano Delfín Ruíz.