Tornado de Apodaca fue de entre 180 y 220 kilómetros por hora

La intensidad de los tornados se mide utilizando la escala conocida como Escala Fujita Mejorada, que va del nivel cero al cinco (EF-0 a EF-5)

CIUDAD DE MÉXICO

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que el tornado de Apodaca, Nuevo León alcanzó la categoría EF-2 con vientos máximos entre 180 y 220 kilómetros por hora, mientras que el de Zacatlán, Puebla se estima fue EF-1 con vientos máximos entre 135 a 175 kilómetros por hora.

Explicó que la intensidad de los tornados se mide utilizando la escala conocida como Escala Fujita Mejorada, que va del nivel cero al cinco (EF-0 a EF-5).

Detalló que los tornados o remolinos de aire en forma de embudo se generan desde la base de una nube conocida como cumulonimbus y de ahí se extienden hasta tocar el suelo; el aire gira a tal velocidad que sus fuertes vientos pueden arrancar árboles, postes, destruir viviendas e incluso volcar vehículos de carga.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la tarde y noche de este viernes, se formaron zonas de tormentas intensas en el noreste de Coahuila, centro y norte de Nuevo León, norte de Tamaulipas y norte de Puebla; condiciones que se fueron intensificando durante el transcurso del día, ocasionando lluvias muy fuertes con descargas eléctricas y la presencia de granizo.

Los desarrollos de los núcleos de tormentas generaron nubes de embudo, dando origen a un tornado en las proximidades de Apodaca, municipio adjunto a la Ciudad de Monterrey, Nuevo León.

Estas condiciones fueron debidas a la presencia del Frente Frío Número 60 y a una zona de inestabilidad en niveles superiores de la atmósfera, localizados sobre el centro y norte de Nuevo León, norte de Coahuila y norte de Tamaulipas.

Aseguró que las condiciones atmosféricas fueron pronosticadas en boletines, avisos y mensajes de Twitter emitidos desde el 7 de mayo y durante el día 8 de mayo.

Agregó que durante el fin de semana el Frente Frío 60 continuará provocando lluvias intensas sobre los estados de Tamaulipas, Veracruz, Oaxaca, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, con posibilidad de formación de trombas marinas frente a las costas de la península de Yucatán.