TEXTO IRREVERENTE

Por Andrés Timoteo

TANGAS Y JACUZZIS

Es un escándalo en la llamada “Novia del Sol” pues con dinero público y que específicamente se debería utilizar en cuestiones educativas se pagan gustos sexuales de funcionarios escolares, pequeños lujos de nuevos ricos y hasta colegiaturas en ¡escuelas privadas! Sucede en el Instituto Tecnológico Superior de Tierra Blanca (ITSTB) bajo la dirección de Sidney René Toledo Martínez, personaje muy cercano al titular de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), Zenyazen Escobar García. Este funcionario ha facturado a cargo de las finanzas de la institución bikinis y tangas Vicky Form y Victoria’s secrets hasta con especificaciones del gusto de quien las usará o de quien las apreciará: talla mediana, ‘súper sexis’ y ‘body form’ -o sea para realzar las curvas-, ah y en color coral. Las destinatarias de estas prendas -dicen los bien enterados- son las “novias” del director Toledo. También reportó compras de material y accesorios para reformar los baños de la institución, aunque en los mismos ¡¡no hay jacuzzis!!, ¿Adivinen dónde fue a parar ese material para tinas de hidromasaje y demás gustillos? Acertaron. Y lo más indignante es que se cargó al erario de la institución el pago de un semestre completo en una preparatoria particular con sede en Puebla, de nombre Instituto Cristóbal Colón A. C, supuestamente de un hijo o sobrino del funcionario por casi 30 mil pesos. Estos excesos oprobiosos han sido exhibidos por la prensa local, pero no son los únicos pues desde el 7 de julio hubo una carta abierta dirigida al gobernante en turno, Cuitláhuac García y al propio secretario Escobar García en la que la comunidad estudiantil y el profesorado del ITSTB denuncian el manejo corrupto del presupuesto y los negocios que Toledo Martínez hace esquilmando a los alumnos. Por ejemplo, para el fin de cursos los obligó a comprar “paquetes de titulación” en 6 mil pesos que incluían la liberación de diplomas y los documentos con sellos oficiales con lo que acopió 2.5 millones de pesos que nunca llegaron a las arcas del instituto. En el ciclo escolar pasado, acusan, se hizo lo mismo y a la fecha muchos de los egresados todavía no reciben los títulos aun cuando pagaron lo exigido. Tampoco se sabe a dónde fueron a parar -bueno, es un decir – los 7.5 millones de pesos que tiene el tecnológico de presupuesto para este año. La escuela se cae a pedazos y los servicios son pésimos. Vaya, hasta antes de que se suspendieran las actividades por la emergencia sanitaria los alumnos tenían que llevar su propio papel higiénico si quieran utilizar los sanitarios. Lo que dicen tanto estudiantes como maestros es que Zenyazen Escobar no ha atendido ninguna de las denuncias ni está dispuesto a investigar lo que sucede con la gestión de Toledo Martínez porque éste tiene ‘manga ancha’ para aprovecharse del presupuesto escolar pues en su momento pagó un soborno de medio millón de pesos para obtener la dirección del instituto. Lo anterior no es un secreto, ya en diciembre del 2018 cuando se dio el nombramiento de los 23 directores de los institutos y universidades tecnológicos de la entidad trascendió que cada elegido dio una coima de 500 mil pesos que fue repartida, en partes iguales, entre Escobar y Fernando González, líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Educación Tecnológica del Estado de Veracruz, FESTEV. Entonces, el tipo solo está desquitando el “moche” pagado por el cargo directivo.

*Envoyé depuis Paris, France.