Taponada!!

*En la zanja Cojinillo hay basura acumulada debajo de los puentes.

*.Ya dragaron la zanja, pero las lluvias que cayeron hace poco acarrearon la basura que está acumulada debajo de los puentes y hay temor de inundarse.

Manuel Regueyra
Reportero de Crónica TB

Debajo del puente en la zanja Cojinillo, que está en las calles Isidro Muñoz y Obrero Mundial, está lleno de basura, en su mayoría envases de plástico, mientras que el puente que está en la calle Prolongación Julio Martínez, de la misma zanja, los tubos por donde pasa el agua están cubiertos de ramas secas.

Doña Luisa, quien vive en la calle Obrero Mundial, dice que el dragado de la zanja ya lo hicieron, aunque se queja de que lo único que hacen es agrandar más el caudal y que dentro de poco su casa va a quedar volando.

 


Vinieron con la máquina y quitaron toda la maleza y sacaron toda la basura que había, pero no meten hasta el fondo la máquina, lo que hace el operador es agrandar más la zanja quitando tierra y la maleza de ambos lados, cada año que hacen el dragado van ampliando más la zanja, reiteró doña Luisa.
Primero no se veía esa parte del puente en ambas orillas, ahora ya se ven completamente, por lo mismo, porque cada vez que vienen con la máquina a dragar amplían más la zanja, insistió
Y la basura que se ve debajo del puente es la que acarrearon las lluvias que cayeron hace unos días, hay unos tubos que pasan por debajo del puente, al parecer son de agua potable, y son los que provocan que se acumule la basura debajo del puente, la basura que tiran a la zanja quienes viven a la orilla, señaló.

El asunto es sacar lo de abajo, pero no lo hacen así, paran en la orilla de la zanja la máquina y desde ahí quieren limpiar; les he dicho que deben sacar lo de abajo y no quitar la tierra de las orillas, pero se molestan, dijo doña Luisa.

En el puente que está sobre la misma zanja, pero en la calle Prolongación Julio Martínez, también ya dragaron esa parte, sin embargo los dos tubos por donde pasan las aguas residuales se encuentran taponados con basura.

Hay temor en las familias que viven a orillas de la zanja, ya que con un fuerte aguacero se pueden inundar; tiene años que le hemos pedido a la autoridad que cambien esos tubos, que cuando llueve fuerte el agua acarrea de todo y ahí se queda atorado, lo que hace que la zanja se desborde y las aguas sucias entren a las casas, pero no nos han hecho caso, dijo don Nicolás.

 


También nos hemos quejado de que por las noches vienen a tirar animales muertos, así como también las tripas de cerdo y de pollo, que con los calores que hay en Tierra Blanca provocan un olor insoportable, por lo que tenemos que mantener la casa cerrada, se quejó.

Pedimos que ya no vengan a tirar tanta porquería a la zanja, personas irresponsables e insensibles, que no se dan cuenta que a quienes vivimos junto a la zanja nos afecta la pestilencia, dijo don Nicolás Astudillo.