SUCESOS Y COMENTARIOS

Enrique Tejeda Cruz

RECHAZA AMLO RECIBIR AL GOBERNADOR DE MICHOACÁN

La política en nuestro país vive circunstancias muy difíciles, de riesgo y de cuidado, poco apoco hemos sido testigos de un tiempo a la fecha sin poder establecerlo, la actividad política ha sufrido cambios, y tergiversado de manera lamentable sus dos principales objetivos: atender mediante ella, los asuntos que atañan al Estado, política como arte de gobernar, y promover la participación de los ciudadanos para alcanzar el bien común que debe ser su prioridad.

 

Las causas de lo que está sucediendo con nuestra política y políticos, aun en etapa de crecer, son muchas y lógicamente la clase política esta conscientes que, entre ellas, bien pudiera ser el poder en sus dos vertientes, el poder político y el económico que manejados ambos sin la sensibilidad y habilidad que en estos tiempos se requiere, las acciones equivocadas que tomen, traerán lógicamente una reacción.

 

Hoy, políticamente hablando, esta es la contrariedad suscitada por el problema electoral del pasado 6 de junio. Silvano Aureoles, el gobernador de Michoacán, se presentó -sin cita- a la puerta de Palacio Nacional, con la intención de ser recibido por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Aureoles solicitó ingresar con las pruebas, dijo, de la participación del narcotráfico en las campañas electorales de Morena en su estado.

 

Según la información vertida, a las seis y cuarenta minutos de esta mañana apareció el mandatario estatal y se plantó frente a la puerta del inmueble histórico, que se ubica en la calle de Moneda. De traje azul, y con una carpeta blanca bajo el brazo, se plantó frente a los elementos del Ejército que resguardan permanentemente Palacio Nacional.

 

Por supuesto el paso le fue impedido, y ahí declaró que en siete ocasiones -mostró igual número de oficios- ha solicitado reunirse con el presidente de la República, y “no me ha hecho caso; aquí voy a esperar a que me reciba, porque sólo a él (López Obrador) le voy a entregar estas pruebas”, y apretaba la carpeta.

 

Aureoles, -a minutos de iniciar la conferencia matutina del presidente en Palacio Nacional- dijo que no se movería hasta ser recibido por López Obrador.

Indicando que “Él pidió pruebas y aquí las traigo, son documentales, videos, audios. Lo que pido es que se eche abajo la elección”, porque participó el crimen organizado y es un asunto muy delicado, señaló.

 

Por su parte El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no recibirá al gobernador de Michoacán, quien llegó esta mañana a Palacio Nacional para llevar supuestas pruebas de la elección vinculada al narcotráfico en su entidad.

Asimismo, el mandatario señaló que se trata de cuestiones judiciales que se tienen que ventilar en la Fiscalía General de la República y, en su caso, en los órganos electorales.

 

Indicando que “No puedo estar recibiendo aquí a personas, a autoridades, para atender cuestiones electorales o acusaciones de tinte político electoral, no me corresponde eso, hay que cuidar la investidura presidencial”, advirtió.

 

También dijo que no lo recibe porque no le corresponde. Es un asunto que tiene que ver con las elecciones y para eso está el INE y el Tribunal Electoral, y si se trata de un ilícito hay que acudir a la fiscalía.

 

“Entiendo, expreso el presidente que viene aquí, porque quiere aprovechar que están ustedes, ’medios de comunicación’ y no es poca cosa la mañanera, todo lo que aquí ocurre es información y noticia, pero no es el lugar”, subrayó.

Ayer – prosiguió el mandatario- recibí a tres gobernadores, al de Chihuahua, Morelos y Jalisco, pero para tratar asuntos relacionados con programas para el desarrollo de estos estados.

 

Lo que está ocurriendo en relación con la política nacional, es una situación muy delicada que puede levantar un sin número de protestas e inconformidades y como está de calientito el ambiente con las duras declaraciones del michoacano, las cosas pueden salirse de control con resultados lamentables.

¡Pásela bien y Pórtese mejor!