SUCESOS Y COMENTARIOS

SUCESOS Y COMENTARIOS

Por Enrique Tejeda Cruz
EL GOBERNADOR CUITLAHUAC NO APARECE
No es que ande de parranda o este perdido, tampoco que no podamos dar con el paradero de nuestro gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, no, solo me estoy refiriendo con este encabezado de colaboración en mi columna, que en la última publicación de la prestigiada empresa encuestadora relacionada con el desempeño, confianza y seguridad de los mandatarios estatales del país, en su relación del primer lugar al quinto no aparece no sale el gober veracruzano.
La publicación de La empresa Massive Caller, que es muy esperada por la ciudadanía interesada en conocer el procedimiento y eficacia de sus mandatarios, en esta ocasión, dicho organismo ha publicado su última investigación sobre la percepción de desempeño de los gobernadores a la que suma también un índice de confianza y seguridad referida por los encuestados.

En este sentido vemos claramente que en las primearas cinco posiciones por aprobación no aparece el gobernador Veracruzano.

Está en primer lugar, Claudia Pavlovivh, gobernadora de Sonora. 2° Mauricio Vila, de Yucatán. 3° Quirino Ordaz, de Sinaloa. 4° Diego Sinhue, de Guanajuato y 5° lugar Miguel Riquelme gobernador de Coahuila.

Les comento que, si el mayoritario grupo de gobernadores emanados de la 4T aparece en la encuesta se debe a que no están haciendo las cosas bien o al menos las esperadas por sus representados, ser responsable de un estado grande o pequeño, aun así, tienen un mundo de problemas y situaciones nada fácil de resolver y menos si se trata de gobernadores novatos o sin experiencia como al parecer está sucediendo con muchos de ellos. El único gobernador emanado de Morena que llega a colocarse dentro de las primeras diez posiciones es Jaime Bonilla en el noveno escalón.

Como se aprecia en la publicación de la encuestadora Massive Caller, nuestro gobernador Cuitláhuac García, tampoco alcanzó puntos suficientes para ubicarse en algunas de las posiciones de seis al diez.

Por lo que toca a la percepción de seguridad aparecen en los primeros cinco lugares: Yucatán, Baja California Sur, Chiapas, Durango y Campeche.
Aunque la encuesta no dirigió una pregunta específica a la actuación de los mandatarios durante los tiempos del Covid-19 el trabajo se realizó el 10 de mayo, por lo que se puede deducir que ese componente si fue considerado por los consultados.

Como veracruzanos esperamos que nuestro gobernador Cuitláhuac García Jiménez, haga acopio de su profesionalismo, conocimientos y experiencia en el sector público, lo ponga en práctica dentro de su administración gubernamental, para que brinde los beneficios esperados al estado y de todos los veracruzanos.

ALFONSO ROMO SIN CRECIMIENTO NO HAY 4T.

Como suele suceder con el paso del tiempo, bastante claro nos queda que, al Presidente, sus giras por todo el país y el contacto directo con la gente es lo suyo lo revitalizaban y en muchos sentidos lo ayudaban a mantener un equilibrio político que estimula su agilidad y capacidad de respuesta. Eso de las mañaneras informativas o hacer guardia en palacio nacional, aunque lo digiere no va con López Obrador.

Al parecer el trabajo de gabinete tampoco es su fuerte siente no enriquecer su faceta de administrador, el ejecutivo se la pasa ocupado en minucias y pequeñas intrigas o en reafirmar sus premeditaciones en lugar de leer lo que ocurre. A diferencia, por ejemplo, el tiempo que dedica a criticar contenidos mediáticos o de las redes sociales que no duran nada, en lugar profundizarse en la lectura de informes especializados de la parte técnica del Estado que deberían ser la principal fuente de la información de las mañaneras y no la crítica y los reclamos

Comento lo anterior porque a ultimas fechas se le ve enojado al parecer no encuentra la calma para administrar el enorme capital político que aún tiene, sin la necesidad de incluir críticas y añadirlas a un ejercicio de gobierno que hasta donde entendemos debe ser reflexivo.

Apenas hace unos días el presidente no fue particularmente nada hospitalario o generoso con las 68 propuestas que el sector privado le planteó. Incluso tuvo un desplante de reafirmación (con todo respeto, eso sí) muy parecido al que tuvo cuando mandó cancelar el aeropuerto de Texcoco: “¿quién manda aquí?”

Está claro que él manda en eso no quedó duda. El ganó la elección electoral constitucional, ahora él manda en la nación. Pero mandar está muy claro también, no significa tener razón en todo y mucho menos desarrollar el síndrome de creer que todos los quieren golpear.

Concentrar recursos y funciones en lo que él considera prioritario es su privilegio constitucional estamos de acuerdo, pero tampoco debería impacientarse con peticiones, reclamos o sugerencias que él no tenía contemplados.

La crisis que enfrentamos si llegara a fallar la estrategia del gobierno, como lo señala el diputado Porfirio Muñoz Ledo, no va a ser solo del gobierno sino de todos

Él ha decidido el camino que debe tener el país y no parece dispuesto a escuchar algo que lo contradiga.
Tampoco tranquiliza que el Presidente diga que todo es consecuencia del neoliberalismo porque no es cierto, tampoco lo es que diga que si alguna grande quiebra, pues que quiebre, y que no va haber rescate. Lo cierto es que si quiebra un grande lógicamente afectará a muchos pequeños y medianos empresarios.

Poco tranquilizador resulta también que en vez de tejer una narrativa post COVID-19 de recuperación económica, ampliamente analizada con los actores económicos y sociales, López Obrador, esté pensando en discutir el mandato de las organizaciones internacionales de crédito como el FMI, quien por cierto aporta una línea que, junto con las reservas, ofrece un margen de maniobra importante.

Le puede dar las vueltas que quiera y reafirmar su máxima de: ¿Quién Manda Aquí? Incluso traer mediciones de Bután, ese país de ensueño que incorpora la felicidad a la medición de su producto, pero como dijo el jefe de su oficina Alfonso Romo sin crecimiento no hay 4T.

Por encima de reproches críticas y controversias. Ojalá que nuestro presidente no esté equivocado por el bien de México y de todos

LAVATE LASMANOS. QUEDATE EN CASA. GUARDA SANA DISTANCIA.
¡Pásela bien y pórtese mejor!