Sucesos y comentarios

 

SEXUALIDAD, DESENFRENO Y DERROCHE ECONÓMICO

Así será el mundo después de la pandemia según expertos. Una teoría asegura que después de la pandemia, el mundo experimentará un periodo similar al de los ‘felices veinte’, un periodo de intensa interacción social y derroche económico.

 

La historia de cada pandemia atestigua los momentos más oscuros y frágiles de la humanidad. Periodos de incertidumbre donde a diferencia de las guerras, los enemigos son microscópicos y no distinguen entre nacionalidades, edad o clase social

.

A pesar de los diversos patógenos y las situaciones que hacen a cada brote pandémico único, todas tienen algo en común: siempre tienen un final, incluso antes de que se conociera con certeza qué clase de microorganismo provocaba la enfermedad, o de que pudiéramos desarrollar decenas de vacunas efectivas a los pocos meses.

 

Lejos de resultar tranquilizador, este fenómeno es el punto de partida del análisis de Nicholas Christakis, sociólogo, epidemiólogo y director del Human Nature Lab de la Universidad de Yale.

A través de su nuevo libro, ‘La flecha de Apolo: el impacto profundo y duradero del coronavirus en nuestro modo de vida’, Christakis vaticina cómo será el futuro del mundo pos pandémico y sus predicciones se pueden agrupar en tres palabras: sexualidad, desenfreno y derroche económico.

 

El epidemiólogo considera que la inercia de un mundo pandémico y los enormes costos humanos, sociales y económicos que conlleva, se detendrá por completo en 2024.

A partir de entonces, los múltiples efectos que le dieron un giro radical a cada faceta de la vida a finales de 2019, darán paso al ‘rejuvenecimiento’ de una sociedad contenida, hambrienta de interacciones sociales y duramente golpeada por la pandemia de los últimos años.

 

Estos factores provocarán que, en el muy discutido regreso a la normalidad, la sociedad global experimente algo similar a lo que ocurrió durante la década de los 20 en el mundo occidental, un periodo de intensa interacción social, enmarcado por el florecimiento de la cultura y un optimismo desbordado en lo que respecta a la economía y el nivel de ingresos.

 

La conclusión no es gratuita. Christakis encuentra una similitud entre el periodo post pandémico que caracterizó a la década de los 20 y el que nos espera después del Covid-19.

En aquella ocasión, la pandemia de gripe española en 1918 –la más mortífera de la historia– fue sólo el inicio del despegue de los años siguientes.

El progreso técnico que dio pasos agigantados en la creación del cine, la televisión, los automóviles en masa o los aviones y la bonanza económica en los EEUU, fueron parte del cocktail que vio consolidarse una nueva ola de feminismo y las vanguardias artísticas del siglo XX.

 

Esta actitud más despreocupada y libre ante la vida puede explicarse parcialmente a partir de la religiosidad. En entrevista con The Guardian, Christakis asegura que, durante las pandemias, el dolor del duelo y la sensación de convivir de cerca con la muerte provocan un estado de meditación que favorece el surgimiento de la fe; sin embargo, esta tendencia se revierte una vez que la pandemia llega a su fin, provocando una interacción social intensa en fiestas, celebraciones y toda clase de eventos multitudinarios.

 

A un año de que la OMS considerara a los brotes de Covid-19 como una pandemia, el mundo experimenta el primer descenso de contagios global desde la aparición del nuevo coronavirus en diciembre 2019. Además, en un hecho inédito para la humanidad, las vacunas desarrolladas en cuestión de meses ya se aplican en la mayor parte del globo.

Y a pesar del altísimo costo humano, el dolor y el duelo provocado por la pandemia, la historia demuestra que nuestra especie ha sabido salir adelante y reinventarse en los periodos pos pandémicos.

 

Sin embargo, los expertos y su teoría y Nicholas Christakis sociólogo y epidemiólogo en su análisis y predicciones, consideran que, en el regreso a la nueva normalidad, el futuro del mundo pos pandémico, se puede agrupar en tres palabras: sexualidad, desenfreno y derroche económico.

 

Al parecer no están equivocados, recordemos cuando el sector salud apoyado en el color del semáforo dio libertad de movilización, lo negativo e imprudente que resultó el comportamiento de miles de personas que con su actitud provocaron el repunte de los contagios en estados y municipios del país.

¡Pásela bien y Pórtese mejor!