SUCESOS Y COMENTARIOS

Enrique Tejeda Cruz

COMSAMI APRUEBA 15% DE AUMENTO AL SALARIO MINIMO.

la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos hizo el anuncio oficial, de nuevo salario mínimo aprobado para el 2021 sube de 123.22 a 141.70 pesos diarios, necesidades básicas de una familia de campesinos, equivale recibir 4 mil 251 pesos cada mes, excepto en la zona fronteriza norte, donde alcanzaría 213.40 pesos por jornada laboral, o sea, 6 mil 402 pesos al mes, respectivamente, el doble que hace 5 años. Aquí se resalta una de las mejores decisiones del presidente López Obrador, destituir a Basilio González, personaje salinista que estuvo 27 años al frente de esa institución, con la única finalidad de contener los salarios y ponerse de tapete al servicio de los patrones.

Ante el ya oficial incremento del 15% al (SALAMI) a partir del 1º de enero 2021. Empresarios que tendrán que acatar la citada disposición, advierten la inminente quiebra de miles de Pymes. La Coparmex aseguró que el incremento es irracional; por su parte el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) advirtió que se hará inviable la sobrevivencia de los pymes.

 

Con la única y sana intensión sólo para dar una idea del deterioro del salario mínimo a lo largo del régimen neoliberal vale mencionar que de diciembre de 1982 (con Miguel de la Madrid) a noviembre de 2018 (con Enrique Peña Nieto) el salario mínimo “aumentó” a un ritmo casi tres veces inferior a la inflación, lo que pulverizó el ingreso de millones de mexicanos y, paralelamente, representó pingües ganancias a los patrones (ellos le llaman “ahorro” y “productividad”).

Pero bueno, como son tiempos de definición y de propuestas, opiniones en contra ya favor, a la siempre ocurrente cabeza visible de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, se le prendió el foco y de ahí surgió su brillante idea: “aceptar la llamada del presidente Andrés Manuel López Obrador de aumentar el salario mínimo de los trabajadores mexicanos en 15 por ciento para 2021, pero para ello propuso ‘ahí está el detalle rememorando a Cantinflas’ un esquema en el que el gobierno federal debe aportar una parte 6.42 pesos diarios

Sugirió al presidente que para el siguiente año el mini salario aumente 10 por ciento, sin ayuda del gobierno, en tanto que, con apoyo gubernamental, se puede incrementar hasta un 15 por ciento.

Lo que Coparmex establece es la implementación de una Aportación Gubernamental de carácter extraordinaria por Covid-19 de 6.42 pesos diarios por cada trabajador durante 2021, que realizaría la federación transfiriendo esos recursos a la nómina de los trabajadores. Además, dice la Coparmex: “se trata de que el gobierno se haga corresponsable de la nueva cultura salarial, y transfiera 195.28 pesos al mes a los trabajadores que ganen el salario mínimo general durante 2021. Si las autoridades federales realmente quieren apoyarlos con mejores ingresos.

Es momento de que el gobierno asuma su rol de principal agente económico y demuestre su compromiso con los trabajadores más vulnerables. Nosotros estamos listos para seguir con nuestro esfuerzo; esperamos una respuesta solidaria” o sea cubrir una tercera parte del eventual aumento al salario mínimo.
Gran idea, pero el materialista “dirigente” patronal debe redondearla: Para que, a cambio de su participación en la cobertura del incremento salarial, el gobierno tendrá derecho a quedarse con una tercera parte de las utilidades que obtengan las empresas privadas gracias al “apoyo” que recibirían de las arcas públicas. ¿Qué tal? Suena equilibrado. ¿No?

¡Pásela bien y Pórtese mejor!