SUCESOS Y COMENTARIOS

Enrique Tejeda Cruz
 
A68a EL ICEBERG MÁS GRANDE MUNDO

Los resultados que a través del tiempo se han obtenido gracias a los estudios e investigaciones realizadas por los científicos a nivel mundial, nos han dado la oportunidad de conocer de acuerdo a sus descubrimientos, que la humanidad no solo está amenazada por el Calentamiento Global y la Contaminación y Degradación del Medio Ambiente, sino que también existen otros tipos de riesgos latentes como el que en esta ocasión les comento.

En el Atlántico Sur, perdido en medio de la nada, flota y se mueve lentamente el iceberg más grande del mundo. Se llama A68a, su tamaño equivale a cuatro veces la ciudad de Londres, y se separó de la Antártida en 2017.

Desde entonces se desplaza por la zona austral del planeta, movido por las corrientes marinas y los vientos.

Según las más recientes imágenes por satélite publicadas esta semana, ahora el iceberg se acerca a las islas de Georgias del Sur, ubicadas a unos mil 300 kilómetros al sudeste de las Falklands/Malvinas.

Las recientes fotografías muestran que el A68a ha comenzado a presentar una estructura más irregular que la que tenía en meses anteriores, lo que los científicos atribuyen al impacto de las olas y las aguas más cálidas.

Pero lo que más ha preocupado a los expertos es su cercanía al territorio británico de ultramar dado que tal masa de hielo podría tener consecuencias “impredecibles” para las islas y para la vida silvestre que las habita, representando seria amenaza a una de las mayores reservas naturales.
Gracias a los estudios e investigaciones se sabe que el iceberg A68a, formaba parte de la plataforma de hielo Larden C, una de las tantas que integra la península antártica.  En un principio se calculó que tenía unos 160 km de longitud, un área de casi 6 mil kilómetros cuadrados y un grosor de unos 200 metros.

Adrián Luckman, investigador y docente de la Universidad de Swansea en Gales, dijo a la BBC que se calcula que pesa un billón de toneladas.

De acuerdo con el investigador, durante un año el iceberg permaneció junto a la plataforma de la que se desprendió, por lo que muchos creyeron que se quedaría allí. Sin embargo, a mediados del año pasado quedó atrapado en el llamado Giro de Weddell, una corriente oceánica en sentido antihorario, que hizo girar la masa de hielo unos 270 grados y la desplazó unos 250 km hacia el norte.

Ahora por primera vez en meses, el pasado domingo los científicos lograron volver a fotografiar el A68a, una tarea que se había vuelto difícil por la nubosidad del área donde se encuentra.

Las nuevas imágenes revelaron que todavía conserva alrededor del 70% de su masa, un hecho que sorprendió a los científicos dado que lleva más de tres años a la deriva.

Actualmente, la superficie del iceberg es de 4 mil 200 kilómetros cuadrados, se mueve en el llamado Frente de Corriente Circumpolar Antártica Sur y se encuentra a unos 250 km de las islas británicas.

“Se tiene la idea de que todavía está en una sola pieza y eso es realmente notable, particularmente dadas las enormes fracturas que se ven en las imágenes del satélite. Se esperaba que se hubiera roto a estas alturas”, dice a la BBC el Dr. Andrew Fleming del British Antárctica Survey, que examinó las nuevas fotografías.

¿Cómo la ve? Efectivamente son estos y muchos otros los riesgos que tendremos que afrontar los humanos si continuamos sin hacer conciencia que somos los responsables de estas amenazas por nuestra actitud cotidiana y paradójicamente las principales víctimas. Algo tenemos que hacer ya para evitarlo o luego será demasiado tarde.

¡Pásela bien y Pórtese mejor!