SUCESOS Y COMENTARIOS

Enrique Tejeda Cruz
 
LA PRENSA NO PUEDE SER OPOSICIÓN, ESO CORRESPONDE A PARTIDOS    PARTE DOS

En la anterior columna explicaba que por considerar muy importante la entrevista del escritor Pablo Hiriart y lo relevante e interesante de su contenido para el gremio periodístico y público en general, transcribí la primera parte y en la de hoy continuamos con la parte dos.

Es un enérgico crítico de López Obrador, ¿por qué? – Lo soy desde hace 32 años, cuando fue la primera vez que fue candidato a gobernador de Tabasco por el Frente Democrático Nacional (FDN), en 1988…
He sido muy crítico de López Obrador porque conozco al personaje y lo conozco bastante mejor que otros, bastante más a fondo quiero decir, porque he estado con él desde su casa desde el fraccionamiento las Galaxias en Tabasco cuando arrancaba su carrera, hasta las famosas conferencias mañaneras.

Bueno, he sido un crítico suyo porque soy un demócrata creo en la democracia, luego le ponemos los apellidos que quieras: democracia liberal, democracia con sentido social, lo que sea, pero soy un demócrata. Creo que no podemos vivir sin prensa libre y Andrés Manuel López Obrador no es un demócrata, porque no puede nunca convivir con el que piensa diferente, o te sometes a él, o te subordina a él o eres su enemigo.

Cuando lo conocí, cuando llegué a Tabasco él pretendió mi subordinación porque yo venía de un periódico de izquierda y no hubo subordinación a su candidatura ni de chiste, entonces de ahí se creó un ambiente que él se encargó de propiciar y de seguir.  Me puso en uno de sus libros y luego lo seguí criticando hasta que ganó la Presidencia de la República.

¿Lo ha señalado? – Es una persona bastante poderosa, desde sus conferencias mañaneras en más de una docena de ocasiones ha dicho y ha expresado su animadversión a mi persona y eso en México sabemos tiene un impacto y después muchísimos otros más, casi todos los medios de comunicación, periodistas y analistas y académicos que lo critican ya pasaron por las armas de sus rencores y de su intolerancia.

El peso de las palabras de un Jefe de Estado es diferente al de un luchador social, más cuando se habla de la libertad de expresión ¿no? – No, no, no. Él siempre dijo que estaba en favor de la libre expresión, cuando era un político opositor, pero yo sabía que mentía porque lo conozco y conozco que él es intolerante. No sólo está en riesgo la libertad de expresión lo vemos todos los días, sino que también está en riesgo la democracia.

¿Por qué? – Porque así ha sido su trayectoria, porque lo conocemos y cegarnos a esa realidad, creo que va a ser tan costoso cómo haberlo elegido Presidente.

¿Entonces lo ha seguido 32 años?  – Este tipo de personas, bueno a mí como periodista crítico, me ejercía una atracción importante, en señalar: “Cuidado con este personaje que va avanzando en política, se están equivocando con él” y fui enseñando a través de mis escritos, crónicas y después como director de medios la realidad de un político con piel de demócrata, pero qué es un autoritario cuyo principal adversario siempre será el que piensa de manera independiente, el que tiene el subordinado, el funcionario suyo que tiene un criterio propio es un peligro para él.

Y la prensa que muestra aquello que no le gusta como las inundaciones en Tabasco, la falta de medicinas en los hospitales, el personal médico trabajando en condiciones precarias o en la ausencia de medicina para quimioterapias en niños con cáncer, los ve como un ataque personal, ve a esos medios de comunicación que publican las fallas que hay en este gobierno y que había en otros, pero los ve como enemigos personales no como una oportunidad para corregir, para corregir lo que se está haciendo mal, porque no es un hombre de conciliación.

Pone al presente como rehén del pasado, por eso no importa que se vayan las empresas españolas, ellos son parte de esa visión de conquistadores que nos vinieron a robar la plata y a maltratar indígenas y que se vayan con todo y sus energías limpias no le importan, la inversión, no le importa la creación de empleos… no depara el futuro.

CONTINUARA PARTE TRES…
 
¡Pásela bien y Pórtese  mejor!