Sin filtros en las entradas a la ciudad aunque hayan casos positivos

*.-Tiendas ya empiezan a restringir la entrada a clientes.
*.-Los precios empiezan a elevarse en todos los productos.

Ismael Maldonado Larios
Reportero de Crónica TB

Luego de anunciarse por parte de la Secretaría de Salud que se confirmaban dos casos más para el municipio de Tierra Blanca se esperaba que las autoridades municipales implementarán un programa más agresivo con respecto a las medidas de prevención como lo están haciendo en otros municipios.
Ayer precisamente cuando se trasmitía el programa Noti Radio Primera Edición a través del 105.1 de FM, llegaron mensajes en los que la ciudadanía solicitaba que se instalaran filtros en las entradas sobre la Carretera Federal 145 Tinajas a Ciudad Alemán, ya que siguen llegando personas de otros estados y de otros municipios sin ninguna restricción.
En un recorrido realizado por este medio de comunicación nos percatamos que en efecto desde la avenida Heroico Colegio Militar hasta la avenida Díaz Mirón sobre la arteria federal no hay una sola restricción o una estación sanitaria para verificar a quienes vienen llegando al municipio ahora que muchos se han quedado sin empleo, porque las empresas siguen paralizadas y en otros negocios han despedido al personal.
Lo que sí se pudo notar en este recorrido de investigación es que en las tiendas comerciales como Bodega Aurrera la instrucción que tienen que acatar es que solamente entra una persona por familia y el que ingresa tiene que llevar su cubre bocas, ante el enojo de algunos clientes el personal ha restringido la entrada a todo aquel que no cuenta con el cubre bocas.
De igual manera en la Tienda Chedraui las medidas se han intensificado para evitar cualquier sanción por parte de las autoridades se ha colocado el filtro donde se les proporciona gel anti bacterial formula al 70 y se le pide que ingresen con el cubre bocas bien colocado.
En lo que si se están aprovechando las tiendas como Lores es en el alza de precio puesto que la bolsa de azúcar de dos kilos antes costaba 38 pesos y ahora cuesta 44 pesos, el frijol que costaba entre los 20 y 21 pesos ahora está en 27 pesos, el cono de huevo que costaba 57 pesos ahora está en 68 pesos por lo que las amas de casa ven como un robo que las tiendas se estén aprovechando con respecto a los precios que están re etiquetando.
Hace algunas semanas el módulo de PROFECO de este distrito coloco una cartulina de precios en donde se indicaba cual era el valor real de los productos, sobre todo de la canasta básica y esos precios tendrían que ser respetados por los comercios, pero algunas tiendas no lo están respetando.
Cabe hacer mención que a pesar de que se indicó que se tenían que respetar los precios estos han aumentado de manera considerable y ahora que se restringe la entrada en todas las tiendas se están dando cuenta que ya no pueden llevar lo que tenían considerado para una semana o unos días, ya que muchas amas de casa buscan salir lo menos posible y se están preocupadas, de que a pesar de que ya hay dos casos más de coronavirus la gente sigue su vida normal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.