Siguen llegando inmigrantes al albergue Decanal Guadalupano

*Se toman medidas para evitar contagio por coronavirus.

Manuel Regueyra
Reportero de Crónica TB

Aunque ya no el mismo número de centroamericanos, aún siguen llegando al albergue Decanal Guadalupano, en su mayoría de la república de Honduras.

Ayer domingo, alrededor de una veintena de inmigrantes esperaban poder pasar al albergue para comer algo, darse un baño, lavar su ropa y descansar un rato y poder estar bien antes de abordar el tren que los acercará más al sueño americano.

Antes de entrar, la religiosa encargada del albergue les dijo a los que quisieran bañarse, que hay una reducción de agua en la ciudad, por lo que solamente les proporcionarían un balde de agua pequeño para que se bañen, que igualmente no tenían suficiente agua para que lavaran su ropa.

También les indicó la religiosa que no podrían estar todos juntos, sino separados para que no hubiera posibilidades de contagio; que si deseaban quedarse a descansar unas horas o hasta mañana, también en el lugar que descansaran tendrían que estar separados, que no podrían estar juntos. Y que si después de bañarse querían dejar el albergue lo podrían hacer.

La religiosa señaló hacia la pared para indicarles que ahí estaban las recomendaciones sobre el coronavirus, pidiéndoles que mientras los fueran atendiendo las leyeran, ya que es algo, les dijo, bien peligroso para todos, no nada más para los que querían entrar, sino para quienes se pudieran encontrar más adelante.

Aquí van a dejar sus zapatos, sus mochilas, lo que no necesitan para bañarse; les vamos a prestar unas sandalias de plástico para que puedan bañarse, y les vamos a dar jabón, papel y un poco de pasta de dientes para que se los cepillen, mencionó.

Después van a pasar al registro, donde les tomamos algunos datos y una fotografía por si algo llegara a sucederles nosotros tengamos sus datos, su nombre y sus fotos, les indicó.

Los lugares donde estén y lo que usen se tiene que estar desinfectando, así que por favor pueden ir pasando de tres en tres y aquí dejen lo que no necesitan para bañarse y lo que no está permitido en el albergue, añadió la religiosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.