Si hay rebrote las cantinas serían las primeras en cerrar: Ayto

*La Dirección de Salud entregará certificaciones a negocios.

Ismael Maldonado Larios
Reportero de Crónica TB

Ante el posible confort en el que la ciudadanía se está dando la Directora de Salud Dolores León Hernández, expuso que si se llegara a dar un rebrote del coronavirus en la ciudad lamentablemente se tendrían que cerrar nuevamente muchos negocios, pero empezarían por las cantinas, las cuales hoy en día ya están trabajando.

Hay que recordar que el semáforo epidemiológico posiciona al municipio en el color amarillo con el cual se informa que los contagios y sobre todo muertes, han disminuido considerablemente, por lo que ya se pueden regresar a algunas actividades que estaban paralizadas, entre ellos la apertura de bares, cantinas y salones de eventos.

Por esa razón la Doctora Dolores León recomendó que, “debemos de estar muy alertas, todo esto va a seguir, las medidas preventivas no se deben dejar porque ahorita vienen los rebrotes, que vienen peor, a la gente que ya le dio y le llega a volver a dar es peor, entonces sí ahorita tenemos que estar más atentos, en estar vigilando, supervisando los puestos principalmente de comidas y los negocios que deben guardar su sana distancia, principalmente el tapete y el uso del cubre bocas para prevenir esta enfermedad”.

Apuntó que en estos meses de Noviembre y diciembre los ciudadanos se deben cuidar aún más, ya que a nivel estatal se empieza a complicar porque se están dando brotes de influenza y esto agudizaría el tema del covid-19, ya que incluso en algunos lugares hasta las vacunas se han acabado.

Resaltó que desde que han comenzado atender en la dirección de salud se ha registrado un incremento bastante considerable por el tema de las enfermedades respiratorias, ya que los cambios de temperatura han repercutido en los ciudadanos, “hay que cuidarnos con los cambios de temperatura, hay que tomar mucho líquido, comer bien y a los niños hidratarlos también para evitar que se enfermen por esos cambios de temperatura”.
Así mismo recalcó que no se debe bajar la guardia con respecto al Covid-19, ya que esta nueva normalidad se tiene que adoptar como algo que ya se quedará porque el riesgo de contagiarse es elevado y aún no hay vacunas.

También informó que la Dirección de Salud nuevamente ha comenzado a darle consultas médicas a la población en general, es decir, no solo a los empleados municipales sino a todo aquel que lo requiera “a población abierta nos llegan personas de bajos recursos, que van enfermos y requieren una consulta se les da y si se puede apoyar con medicamentos que tenga el DIF porque son ellos quienes nos proporciona, entonces se les da la receta para que ellos la surtan”.

Enfatizó que las consultas son de manera controlada, ya que por el tema de la epidemia se debe cumplir con los protocolos y desde la entrada hay un filtro que está a la entrada del DIF municipal en donde el requisito principal es no llevar niños y esperar si no hay ya alguna persona por delante.
Finalmente dejó en claro que, si no se conserva el color amarillo en el semáforo epidemiológico se arriesgan a que se vuelvan a cerrar los negocios y los primeros serían “los bares y cantinas, si cambia el color del semáforo y yo aquí en Tierra Blanca veo que está más tranquilo y tenemos que seguir cuidándonos”.