‘Seré el técnico más fachero’; la promesa de Mohamed desde sus días en Toros Nez

*Antonio Mohamed y la promesa ‘fashion’ que hizo en Toros Neza.

*Una promesa “fashion”. Conoce en voz de Federico Lussenhoff la promesa que Antonio Mohamed hizo en sus tiempos como jugador de Toros Neza para el día en que comenzara a dirigir.

 

José Andrés Díaz López / MTP

Ciudad de México .-El más elegante. El mejor vestido. El último técnico campeón. Hace más de 23 años, desde que era jugador del colorido Toros Neza del Torneo Verano 97, Antonio Mohamed ya tenía muy claro qué iba a ser después de su etapa como jugador: no solo el mejor técnico sino el más elegante.

Federico “El Colorado” Lussenhoff, defensa central de aquel equipo que dirigía Enrique Meza, relató a Mediotiempo el día en que el Turco, en ese entonces con 27 años, le dijo que iba a ser el “técnico más fachero”, lo que en México conocemos como un “dandy”.
“Yo hablaba mucho con el Turco y siempre cuando nos juntábamos, porque íbamos a entrenar con el Turco, Silvio Rudman, Martín Vilallonga; después se sumó Germán Arangio, hablábamos mucho y decía que él iba a ser técnico”, recordó Lussenhoff vía telefónica.
“Veía muchísimo futbol y (decía) que iba a ser el mejor vestido; no sé cómo le dicen en México, el más ‘fachero’ de todos en el banco de suplentes; que iba a ser el técnico que mejor se vestía y que mejor dirigiría. Eso decía en su momento”.

El Turco lo ha cumplido no solo en México sino en España. El día de su debut con el Celta de Vigo, por ejemplo, apareció de traje, con el saco abrochado, gafas oscuras y un porte acorde a su presentación en Europa.

‘Toros Neza fue un equipo revolucionario en México’

Lussenhoff, quien jugó en Toros Neza de 96 a 97 y después en Cruz Azul de 2004 a 2005, también relató lo que significó haber jugador para aquel equipo mexiquense que llegó a la Final del Verano 97, la cual perdió ante Chivas.

“Se fue haciendo un equipo poderoso de la mano del Turco Mohamed, que era el líder del equipo y después algunos extranjeros, más gente de México con experiencia, y joven también, con un técnico de la talla de Ojitos Meza. Se conformó un equipo muy diferente a lo que yo viví a lo largo de mi carrera. Con una cuota alta de alegría, compañerismo, la parte humana fue espectacular”, recordó el Colorado desde Buenos Aires.

“Conformamos un equipo muy duro, tenía muy claro lo que hacía en la cancha y fue la revolución en México en esos años”.

 

Pero más allá de lo hecho en la cancha, esos Toros Neza, donde también estaban Guillermo Vázquez y Miguel Herrera, fueron distintos fuera del campo con sus exóticas maneras como pintarse el cabello, usar máscaras para la foto previa a un partido o sombreros.

“Es un sello que le deja tanto al futbol mexicano como a cada uno de los que participamos; no pensaba llegar a un equipo así, con las vivencias que íbamos a tener, por el hecho de ser un equipo que fusionó lo deportivo y competitivo con lo alegre y revolucionario de pintarse el cabello”, agregó.

“Salir con sombreros mexicanos, hacer una serie de cosas por los objetivos que poníamos… Más allá de llegar en la parte deportiva, cumplir con estas promesas para darle un toque alegre y ese toque de alegría nos volvió un equipo duro, unido”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.