Seguimos en amarillo pero el COVID sigue caliente

*Hubo más gente en los bailes de la Unidad Deportiva que en la fila afuera de las sucursales bancarias.

Manuel Regueyra
Reportero de Crónica TB

Tierra Blanca aparece en el Mapa-Covid-19 de gobierno del estado con 486 casos confirmados de coronavirus, 95 defunciones y 38 casos sospechosos, y después de haber estado en color verde en el semáforo epidemiológico, ha regresado a color amarillo de riesgo medio de contagio.

Se ha vacunado a personas mayores de 60 años en adelante y de 50 a 59 años, se les aplicó la vacuna china CanSino que es de una sola dosis, mientras que a las personas de 40 a 49 años de edad se les aplicó la primera dosis de la vacuna AstraZeneca y en un máximo de 60 días se les aplicará la segunda dosis.

Sin embargo no se ha vacunado a la mitad de la población, tal vez un 20 ó 25 por ciento de quienes viven en el municipio ha sido vacunado, por lo que se está lejos de alcanzar la inmunidad de rebaño, que se necesita más del 70 por ciento de la población vacunada para alcanzarla.

Jueves 1 y viernes 2 de julio nuevamente se vieron largas filas de personas afuera de las sucursales bancarias BBVA y Citibanamex, desde luego que nunca se ha guardado la sana distancia, pero estos 2 días muchos no traían cubrebocas.

Se le preguntó a un señor-Crescencio dijo que se llamaba- que hacía fila en Citibanamex para cobrar su pensión por qué no traía puesto un cubrebocas y respondió que no lo traía porque esa chingadera lo ahogaba, que no podía estar mucho tiempo con la boca y la nariz tapada, que se ponía mal.

Además, que por eso se había vacunado, para estar protegido y no se infectara, y recordó que hubo más gente en los bailes que hicieron en la Unidad Deportiva que en la fila, y que la mayoría no estaba vacunado porque muchos eran jóvenes.

Hay más gente reunida en los partidos de béisbol y fútbol, que en esta fila, personas de todas las edades que van a divertirse, familias completas, así que no hay que espantarse mucho al ver esta fila de personas afuera del banco, en muchos es más la necesidad que el miedo de infectarse, expuso.

Lo que si debería cambiar y ser mejor es la atención que dan los bancos, pareciera que venimos a pedirles prestado o limosna, y no, es nuestro dinero y para que nos lo den, pues tenemos que hacer fila con lluvia o con sol, manifestó don Crescencio, productor cañero pensionado por el IMSS.