Se querían meter a la Iglesia con todo y vehículo

-En Joachín-

*-Asegura el responsable que se quedó dormido.
*-Primero se dio a la fuga después fue hablar con el Padre.

Ismael Maldonado Larios
Reportero de Crónica TB

Habitantes de la comunidad de Joachín se percataron en el transcurso de la mañana, como toda una jardinera de las que se ubican a las afueras de la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe estaba completamente destruida y otra más deteriorada, sin saber quién o quiénes eran los responsables.

De acuerdo a la versión de los mismos habitantes de la Avenida Miguel Hidalgo entre las calles Francisco Javier Mina y Matamoros, en el transcurso de la madrugada escucharon un fuerte impacto, pero pensaron que se trataba de que estaban descargando algo y que habían golpeado fuerte.

En ese momento ni siquiera el encargado de la Iglesia el Padre Maximino Daniel Montiel Hernández se imaginaba que el estruendo era porque un vehículo se había impactado contra una de las jardineras, destruyó por completo una de ellas y otra más la quebró, al grado de que estuvo a punto de golpear la pared de la Iglesia que actualmente como lo marca el protocolo de sanidad, está cerrada a la feligresía católica.


Ya en el transcurso de la mañana los mismos habitantes le notificaron al Padre Maximino Daniel lo ocurrido, lamentando que esto se haya generado y que además la persona responsable finalmente en vez de hacerse cargo del hecho se había retirado del lugar y nadie sabía siquiera qué vehículo había participado.

La indignación de los habitantes fue que se tenía que dar con los responsables y pedían a las autoridades correspondientes como al Agente Municipal o de Tierra Blanca, que realizarán una investigación y se dar con el responsable para que reparara los daños ocasionados en las jardineras de la banqueta de la Iglesia.

Señalaron que afortunadamente el que se estrelló no se metió con todo y vehículo al recinto católico porque los jardineras estaban, pero si no hubiera quedado en la fila ocho de las bancas que se ponen para escuchar las misas los domingos y que ahora no lo ha podido hacer por el tema del coronavirus.

Este medio de comunicación atendió la queja desde muy temprano cuando nos hicieron llegar lo ocurrido, por lo que al acudir a tomar las gráficas correspondientes se nos informó que ya la persona responsable se había puesto de acuerdo para reparar lo destruido y reconoció que se durmió al volante y que por eso se estrelló, pero que enmendaría el error y repararía los daños.

De esta manera en los próximos días comenzarán a reparar la jardinera que quedó solamente golpeada y construirán la nueva jardinera que fue destruida en su totalidad para que la fachada vuelva a quedar como estaba y los feligreses que muchas veces las tomaban como descanso la vuelvan a utilizar como tal.