SE NECESITAN LAS CUOTAS

*El monte ya los invadió

*Se necesitan las cuotas para mantenimiento de escuelas!

*Si no es un pago por concepto de inscripción, cuando menos una aportación voluntaria.
*Juegos infantiles de escuelas pre escolares y canchas, se pierden entre la maleza.

Irene Terrones Ortiz
Reportera de Crónica TB

Juegos infantiles y las canchas deportivas se están perdiendo entre el monte, así es como lucen muchas de las escuelas en la cabecera municipal de Tierra Blanca. Las instalaciones educativas ya llevan meses cerradas.

Las imágenes aquí evidencían la situación de muchas instituciones ubicadas en zona urbana, en barrio y colonias, sea pre escolar, primaria o de otro nivel, la falta de mantenimiento es evidente.

Al respecto padres de familia manifiestan que.


“Las aportaciones voluntarias de los padres de familia debe servir para chapear las escuelas, ya que los patios están todos invadidos por el monte”, expresa Isela H, tutora. Algunas madres de familia, comparten que si bien no se debe cubrir un pago como concepto de inscripción escolar, cuando menos dar un apoyo económico para que directivos escolares o la misma sociedad de padres organizados contraten a alguien que se encargue de realizar las faenas, el chapeo, el desmonte de los espacios escolares porque en algunas instituciones educativas como en imágenes aquí se aprecia, ya el monte está hasta cubriendo el piso de las canchas.

Espacios destinados como áreas de juego en escuelas de nivel pre escolar ya los invadió el monte.

Finalmente se trata del espacio del recinto donde nuestro hijos toman sus clases, aunque en este momento no es presencial pero en algún momento ellos volverán a las aulas y por lo tanto si no se paga una inscripción como tal.

“Cuando menos dar un apoyo económico, pagar para que se limpien las escuelas porque sí están muy abandonadas, llenas de monte y no pueden estar así aunque estén cerradas deben estar bien cuidadas”.

En la imagen de aquí un reconocido jardín de niños de la colonia Cojinillo ubicado en la esquina de Luis Corro e Isidro Muñoz, ya con el monte en sus áreas de esparcimiento para los niños.