Rosalino y su comité con el Alcalde electo

Manuel Regueyra
Reportero de Crónica TB

Ahora tocó el turno de cuadrarse al secretario general del Sindicato Democrático, aunque a diferencia de Román Vilorio García, Rosalino González Rodríguez no fue solo, lo acompañó parte de su Comité.

El Sindicato Democrático (SD) nace en el segundo periodo de gobierno de Francisco Arano Montero (2005-2007), un grupo de trabajadoras y trabajadores inconformes con el actuar del secretario general del Sutem en ese entonces deciden agruparse y formar un nuevo sindicato, nombran a Estefanía Aulí Sumuano secretaría general, quien junto con Rosalino González Rodríguez son los únicos secretarios generales que ha tenido el SD.

A diferencia del Sutem, el SD está bien constituido, Rosalino González Rodríguez cuenta con su Toma de Nota y tanto él como la tesorera tienen su firma electrónica registrada ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

A los 70 trabajadores afiliados al SD la Tesorería Municipal les retiene la cuota sindical y las deposita en una cuenta bancaria registrada ante el SAT, no así los afiliados al Sutem que tienen que pasar cada quincena con la tesorera y dársela en sus manos.

Es necesario que el gobierno municipal que inicia el 1 de enero de 2022 revise Las Condiciones Generales de Trabajo que rigen la relación laboral Ayuntamiento-Sindicato, y cuya titularidad tiene el Sutem.

Hacerles entender a los trabajadores sindicalizados que de seguir así las cosas van a acabar con la gallina de los huevos de oro, ya que, más que conquistas sindicales son privilegios que muy pocos, pero muy pocos sindicalizados tienen.

Por ejemplo: 40 días económicos al año, cuando por regular son 4; Compensaciones que tienen más de la mitad de los agremiados que van de los 500 pesos a los 7 mil 500 que tiene el secretario general del Sutem quincenalmente y no hay justificación.

Otro asunto al que se le debe poner atención y meter orden es la atención médica y medicamentos a que tiene derecho el trabajador sindicalizado, la compra de medicamentos resulta un redituable negocio, son entre 6 mil y 8 mil pesos diarios los que se van en compra de medicamentos.

Y entre sábados y domingos, vacaciones, días económicos y días de asueto, los trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento de Tierra Blanca trabajan (sic) alrededor de 200 días al año.