Reclaman que IMSS-Tlatelolco atienda solo virus

  • Los pacientes que acudieron esta mañana a este hospital en la Ciudad de México reclaman que no fueron notificados pese a haber otorgado sus números telefónicos al personal de salud. Foto: Iris Velázquez

Cd. de México (07 abril 2020).- La suspensión de análisis, consultas y entrega de medicamento generó molestias de pacientes en hospitales públicos que se convirtieron en centros de atención para pacientes con Covid-19.

Para este martes, algunos tenían citas programadas y otros acudieron por malestares, pero tendrán que esperar hasta nuevo aviso.

En la puerta del Hospital General de Zona número 27 del IMSS en Tlatelolco no se permite el acceso pese a tener citas, y los vigilantes piden a pacientes que regresen a sus casas al advertir que de momento no existe fecha para reactivar actividades normales.

Los pacientes que acudieron esta mañana a este hospital en la Ciudad de México reclaman que no fueron notificados pese a haber otorgado sus números telefónicos al personal de salud.

A los vigilantes y médicos piden considerar que son servicios indispensables por los que asistieron con al menos una hora de anticipación a la cita registrada en el carnet.

Pedro Alvarado es un señor de la tercera edad que tiene problemas cardiacos. Acudió para pedir su medicamento mensual.

“Si yo dejo pasar un mes sin receta me van a suspender ese medicamento. Si no lo obtengo aquí, lo voy a tener que comprar todo, y cada caja anda entre 3 mil y 4 mil pesos”, comentó Pedro.

La señora Karla tenía cita para que le hicieran estudios que arrojaran la razón de sus dolores en la cabeza.

Fueron dos meses los que esperó por este día y al momento, dice, no sabe dónde acudir para seguir con su proceso médico.

“El estudio para mí es importante, me dijeron que no durmiera nada las 24 horas para venir a hacerme la prueba y vengo toda desvelada, pero está perjudicando mi salud. Desde enero me duele la cabeza y siento como si me estuvieran golpeando la cabeza desde que amanezco y como piquetes en la cabeza”, dijo.

Por su parte, María -mujer de la tercera edad y con asma- acudió para realizarse un ultrasonido.

“El estudio que me iban a hacer era por tiroides. Sí me arriesgué pero dije bueno no quiero dejar mi estudio”, expuso.

“Ahorita nos dijeron que hasta que ellos nos dieran otra cita. Tenemos que estar hablando por teléfono”, agregó.

1 comentario


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.