POR LAS BANQUETAS

De indicaciones y calumniador

La ambición jamás se detiene, ni siquiera en la cima de la grandeza
Napoleón I

Por lo menos ayer martes Tierra Blanca seguía sin reportar ninguna persona contagiada por coronavirus, los rumores que corrieron sobre dos personas que estuvieron en Europa y que habrían contraído el virus resultaron falsos y del caso catalogado como sospechoso, la prueba resultó negativa.
Esto no quiere decir que Tierra Blanca esté libre del contagio, al haber casos confirmados en la ciudad y puerto de Veracruz, en la capital Xalapa, así como en las ciudades de Córdoba y Orizaba, incluso en el municipio de Tezonapa, a las que diariamente acuden un buen número de terrablanquenses, alguno de ellos se puede infectar de coronavirus.
Un contagio es suficiente para que el virus se propague entre la población, una población que en su gran mayoría no quiere poner en práctica las medidas de prevención recomendadas por la Secretaría de Salud, como es mantener una sana distancia, no saludar de mano y lavarse las manos con agua y jabón de manera constante y permanecer en casa.
Aunque la actividad económica se ha visto reducida, sobre todo por la suspensión de clases y algunas personas han dejado de realizar actividades deportivas, el comercio establecido mantiene arriba sus cortinas y el comercio en las calles no ha dejado de crecer, sobre todo en el primer cuadro de la ciudad, donde todos los días hay una gran cantidad de personas ofreciendo su mercancía sin ninguna medida de prevención.
Las avenidas Juárez, Madero y las calles Libertad, Constitución, 5 de Mayo, 16 de Septiembre, Pedro García, Melchor Ocampo y Allende, el panorama es el mismo, banquetas y arroyo vehicular están invadidos de puestos, en los que las personas que venden lo hacen como todos los días y donde diariamente cientos de terrablanquenses buscan algo que comprar sin ninguna preocupación.
En estos últimos días se han formado largas filas para entrar al banco o recibir atención médica en las clínicas del IMSS y del ISSTE, donde hay orden al entrar, pero los que esperan afuera poder hacerlo no guardan la distancia indicada.
Las tiendas de autoservicio y las del diputado federal, así como las tiendas departamentales, hoteles, balnearios, antros, bares, cantinas y piqueras, aunque ha bajado la clientela, siguen funcionando, lo mismo que las fondas y todos los puestos de comida que hay frente a la vieja estación de trenes, las tienditas de la esquina, taqueros, torteros, volovaneros, carretilleros siguen vendiendo y no atienden ninguna recomendación sanitaria.
Se está por entrar en la Fase 3 de la pandemia, en la que el número de contagios se incrementará considerablemente y si no se acatan las medidas sanitarias recomendadas el sistema de salud en México puede colapsar y miles de mexicanos podrían morir.
El coronavirus no es una enfermedad letal, pero es muy fácil de propagar, y aunque el promedio de edad de los terrablanquenses es joven, alrededor de los treinta y tantos años, no es una población vieja, que bien puede resistir el padecimiento, curarse y quedar inmune, no podemos olvidar que un buen número de terrablanquenses padecen insuficiencia renal, diabetes, hipertensión arterial, algún padecimiento cardiaco y una buena parte de la población es obesa, por lo que contagiarse con coronavirus puede ser crucial.
Como tampoco hay que olvidar, que más de la mitad de la población vive al día y la que es empleada tanto en el comercio establecido como informal no cuenta con seguridad social, que mandarlos a su casa por el coronavirus puede resultar fatal.
La Autoridad Municipal ha tratado de hacer su parte invitando a la población para que haga caso de las recomendaciones indicadas y evitar el contagio o de darse que no crezca de manera desmesurada, sin embargo poco es el caso que le han hecho, aunque de confirmarse un caso de coronavirus ha dicho que hará cumplir las medidas sanitarias de manera coercitiva para que el contagio no se propague.
¿Usted qué opina temeroso lector

Una vez más queda en evidencia la mala entraña de persona que es Felipe Calderón y su odio entrañable en contra de Andrés Manuel López Obrador, que para millones de mexicanos en 2006 Calderón se robó la presidencia de la República.
El video del pasado domingo en su recorrido por Badiraguato y que escandalizara a la derecha en México porque el tabasqueño saludó a la mamá de Joaquín El Chapo Guzmán, Calderón, quien metió al país en esta ola de violencia que no se puede detener, dijo que antes de saludar a la mamá de El Chapo Guzmán, López Obrador comió con un hermano del capo preso en una prisión de Estados Unidos y condenado a cadena perpetua por narcotráfico, y varios panistas como el diputado federal Jorge Triana y la exsenadora Mariana Gómez del Campo, pariente de Margarita Zavala, esposa de Felipe Calderón, aseguraron que se trataba de El Guano, sin embargo horas después el periódico El Noroeste demostró que dicho individuo no era el hermano de El Chapo, sino un médico que trabaja en el Hospital Regional del IMSS en Villa Unión.
La Coordinación de Comunicación Social de la Presidencia de la República difundió un análisis comparativo para demostrar que la persona que aparece en la imagen cerca del Presidente, no es Aureliano Guzmán Loera, El Guano, sino Heriberto Covarrubias Mercado, médico especialista del Hospital Regional 16 del IMSS, de Villa Unión, Mazatlán, que Calderón y los panistas mienten.
Calderón y su ralea piensan que los mexicanos son tontos o que son de corta memoria, que ya olvidaron que su secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, al igual que El Chapo, está preso en una cárcel de Estados Unidos acusado de narcotráfico y de haber recibido sobornos millonarios en dólares por parte de Cartel de Sinaloa que encabeza El Chapo Guzmán. Y fue en los dos sexenios panistas en los que más creció en poder.
No puede salir Calderón que desconocía lo que hacía su súper policía, si así fuera, no faltó quien señalara lo criminal que era García Luna, la periodista Anabel Fernández lo escribió en algún libro y el diputado Gerardo Fernández Noroña se lo dijo en su cara las veces que acudió a la Cámara de Diputados.
Y sin ningún pudor, Felipe Calderón, quien dejó sola a Josefina Vázquez Mota y apoyó al priísta Enrique Peña Nieto para que llegara a Los Pinos a cambio de que el PRI validó el fraude en la elección presidencial de 2006, después soltada la calumnia, al igual que los comentócratas que difunden noticias falsas en contra del presidente de México, pues no se disculpó y no dejará pasar oportunidad para volver a calumniar. Es su naturaleza.
Insisto, a la derecha en México no le interesa el coronavirus, están esperando que el gobierno fracase en su lucha por enfrentar este mal y que ello sirva para asirse otras vez del gobierno de la República y poder así recuperar los privilegios que perdieron con la llegada del tabasqueño y que se regrese a los años de corrupción e impunidad, del saqueo.
¿Usted qué piensa azorado lector

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.