Tumban a la Presidenta del Poder Judicial de Veracruz y acusa a Erick Cisneros

* En sesión extraordinaria, sin su presencia, Sofía Martínez fue destituida por sus homólogos
* Magistrada Isabel Inés Romero Cruz queda como interina * La Magistrada Presidenta es señalada por incumplimiento de un deber legal

El pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), destituyó este viernes a Sofía Martínez Huerta como presidenta del Poder Judicial de Veracruz y designó de manera interina a la magistrada Isabel Romero Cruz.

En un sesión extraordinaria la mañana de este viernes, por mayoría de votos, los magistrados determinaron la destitución de Martínez Huerta por incumplimiento de un deber legal y tras diversos conflictos públicos con su homólogos.

Fueron los magistrados Esteban Martínez Vázquez, Sergio Jiménez Maraboto, Claudia Resendiz Aguilar, Isabel Romero Cruz, Roberto Armando Martínez Sánchez y Concepción Flores Saviaga quienes conformaron el Pleno este día para votar a favor de la destitución de Martínez Huerta.

Asimismo, se nombró una Presidenta Interina, como lo marca la legalidad con fundamento en el artículo 89 de la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado.

Recientemente, cabe señalar, Martínez Huerta fue acusada de cometer la disposición indebida, ilegal y sin la autorización del Pleno, de 60 millones de pesos del presupuesto del Poder para procesos de adquisición, adjudicación, servicios, contrataciones y obras.

Además, a lo largo de este año, el Tribunal Superior de Justicia “se quebró” por el retiro forzoso y designación de nuevos magistrados.

En agosto pasado, las magistradas Concepción Flores Saviaga y Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros advirtieron que Martínez Huerta “traicionó” un acuerdo que habían tomado para proceder ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y luchar la determinación del Congreso local que declara la vacancia de 6 magistraturas.

Cabe recordar que la LXV Legislatura aplicó el retiro forzoso a 2 magistrados por cumplir 70 años, procediendo a designar a 6 nuevos togados en total, de los cuales a 4 no se les ratificó por un período de 5 años.

También estallaron conflictos en el Consejo de la Judicatura por la designación de cargos administrativos, conflicto que incluso alargó la pausa del Poder durante la pandemia pues de acuerdo a Martínez Huerta, el Consejo no estaba “legalmente integrado”.