Planea Japón decretar estado de emergencia, pero sin cierres

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, anuncia que su gobierno planea declarar el estado de emergencia por el coronavirus, aunque sin aplicar el cierre de ciudades enteras

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, afirmó hoy que su gobierno planea declarar el estado de emergencia por el coronavirus en el país y propuso un paquete de ayudas por un billón de dólares para combatir los efectos sobre la economía de la pandemia.

Esas dos grandes ciudades y otras cinco prefecturas estarían incluidas en el estado de emergencia, que dará poder a los gobernadores para pedir a la gente que se quede en casa, cerrar negocios que atraen a muchos clientes y reservar terrenos y edificios para objetivos médicos.

Sin embargo se trata de medidas menos restrictivas que en algunos países de Europa, donde se aplica el confinamiento estricto y multas para los que no lo cumplan.

A pesar de ser vecino de China, donde apareció el nuevo coronavirus, Japón ha estado hasta ahora mucho menos afectado por la pandemia Covid-19 que Europa o Estados Unidos.

El archipiélago registró el domingo unos 3 mil 650 casos y 73 muertes, según un último balance oficial.

Sin embargo, el número de casos aumentó sensiblemente desde hace dos semanas, principalmente en Tokio, donde se registraron 148 nuevos contagios el domingo, un nuevo récord local.

Esto ha aumentado la presión sobre el gobierno para intensificar su respuesta a la pandemia.

Además, la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, llamó a la población al teletrabajo y a evitar salidas no indispensables el fin de semana.

Las autoridades están preocupadas por las instalaciones médicas en Tokio y los médicos dicen que la situación se está tensando y que el personal está excedido.

En cuanto al plan de rescate económico anunciado por Abe debería representar un 20% del PIB, “una escala sin precedentes”, según el primer ministro.

Tanto Estados Unidos como Alemania anunciaron paquetes de ayudas colosales para enfrentar los estragos económicos provocados por la pandemia de COVID-19. Otros países han hecho lo mismo a menor escala y de acuerdo con sus posibilidades financieras.

A pesar del anuncio de Abe, Naoya Oshikubo, un economista de SuMi TRUST, cree que el plan de apoyo no será suficiente para evitar una recesión en Japón en la primera mitad del 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.