Parroquias, capillas y templos siguen oficiando

*La Iglesia Universal Jesucristo es el Señor, ubicada en avenida Lerdo, ayer viernes más de una decena de creyentes se reunieron para escuchar al pastor.

A pesar de que el número de personas contagiadas por coronavirus se está incrementando, ayer Tierra Blanca aparecía en el Mapa-Covit-19 con 199 casos confirmados, 40 casos sospechosos y 20 defunciones, y las personas se siguen reuniendo en los lugares de culto religioso. En la colonia Obrera católicos se reúnen en una parroquia para escuchar misa, en la comunidad de Huixcolotla sucede lo mismo y cuentan que los domingos son muchas las personas católicas que se reúnen para escuchar el sermón. En la calle 1º de Mayo, entre el boulevard 4 de Agosto y la calle Unión, hay un templo donde todos los días se juntan personas a orar, pero más los domingos, sin importar la contingencia y que no puede haber aglomeraciones. Ayer viernes, en la avenida Lerdo, entre Pedro García y Melchor Ocampo, en la Iglesia Universal Jesucristo Es El Señor, eran casi las 11 de la mañana y alrededor de una decena de creyentes escuchaban sentados al pastor, aunque antes, a las 9 de la mañana asistieron muchos más. Así de nada o poco sirven las medidas sanitarias que se tomen para detener los contagios por coronavirus, de nada sirve que se restringa el tránsito vehicular al centro de la ciudad y considerada la zona comercial, si por donde quiera se reúnen las personas sin guardar la sana distancia. Parroquias, capillas y templos de culto religioso deben permanecer cerrados a los creyentes como medida sanitaria, son las indicaciones tanto del gobierno federal como estatal para evitar los contagios. Parroquias como El Santuario Guadalupano están realizando sus homilías de manera virtual, a través de las redes sociales (Facebook), sin embargo hay quienes sin importarles la pandemia se reúnen para orar. La Dirección de Protección Civil debería poner más atención en esta situación y obligar a los curas y pastores que no reúnan a la feligresía, y de no obedecer, pues sancionarlos para evitar los contagios. Y por si algo faltara, afuera de las oficinas de Telecom, que están en la avenida Madero, junto a la Delegación de Tránsito, una larga fila de personas esperaba para recibir el apoyo económico que el gobierno federal les da, mientras que frente a las oficinas estaban aglomeradas.