Panteones vacíos y el centro lleno

Panteones vacíos y el centro lleno

*.-La gente se desbordó a comprar flores y un obsequio para sus madres.
*.-La ciudadanía respetó al no asistir a los panteones.

Ismael Maldonado Larios
Reportero de Crónica TB

Para muchos fue un 10 de mayo muy diferentes, para otros fue igual que todos los años, puesto que sin importar el tema de las restricciones por la pandemia del Coronavirus que hoy mantiene a la ciudad con un alto índice de contagiados, celebraron en restaurantes y acudieron al centro de la ciudad que abrió sus puertas como todos los días.
Era domingo y las personas sin lugar a dudas olvidaron que las autoridades municipales pidieron que se guardaran en casa y celebraran a su madrecita en el domicilio, pero muchos a pesar de la queja generalizada de que no hay dinero, salieron a comprar un obsequio, desde un ramo de flores hasta una televisión, nada ni nadie les impidió hacer sus compras.
Algunos restaurantes sin importarles eso de la sana distancia, reservaron las mesas para que la familia acudiera desde muy temprano y así precisamente se hizo en varios de la localidad, ni la autoridad municipal ni nadie checaron establecimientos.
En los panteones, a pesar de la restricción, se esperaba que las personas acudieran para ir a dejarle su ramo de flores, pero cuál fue la sorpresa, que muchos se encontraron con la puerta encadenada, cerrada completamente en el panteón más visitado por los dolientes que es el San Pedro.
“Fíjese que la verdad sí es un Día de las madres diferente, sí algunos han llegado, se asoman, pero como nos ven no ingresan al cementerio, ahora sí que se hizo caso y que bueno que lo anunciaron en la radio de que no se les iba a dejar pasar”. Comentaba un policía preventivo municipal que junto con su pareja de los moto patrulleros fueron colocados en el lugar donde ya no cuenta con barda el panteón municipal San Pedro.
Además el elemento policiaco comentó que todo parece indicar que las restricciones sí las escucharon porque hasta el transcurso de la tarde “la verdad ninguno ha sido necesario llamarle la atención de que no ingrese, pensábamos que algunos se podrían poner pesados pero no, cuando nos ven agarran y se retiran, la gente debe entender que es por su seguridad y aquí vamos a estar”.
En el panteón Jardines del Recuerdo también se instaló un filtro de seguridad, las puertas permanecen con candados y se colocó la cinta amarilla de precaución, ahí también había elementos policiacos pero no así presencia de personas que quisieran ingresar al panteón que se ubica sobre la carretera federal.
La venta de flores fue bastante grande y por citar un ejemplo en el cruce de la 4 de Agosto ahí sobre las vías del tren una camioneta prácticamente acabó con la dotación de flores que tenían, ya que las personas se aglomeraron sin que hubiera una sola llamada de atención.
Se pudo constatar que finalmente muchas personas caminan y andan en la calle sin ninguna preocupación, no creen en el virus covid-19 y se exponen al no quedarse en casa, sobre todo cuando las autoridades no han sido enérgicas en algunas determinaciones de sanidad.