Panorama desolador para ganaderos, perdieron decenas de vacas

Panorama desolador para ganaderos, perdieron decenas de vacas

*.-Amontonadas las tenían que dejar cerca de los alambrados.
*.-Jamás les había pegado tan fuerte en tan corto tiempo la sequía.

Ismael Maldonado Larios
Reportero de Crónica TB

Los ganaderos ven un panorama bastante desolador en esta actividad y es que desafortunadamente este año no solo les está pegando lo de la pandemia del Covid-19, sino también la intensa sequía que se está viviendo en la zona rural, los potreros ya no producen pasto y las altas temperaturas tiran hasta el animal más grande.
Este medio de comunicación acudió hasta la zona de Joachín y Barahúnda, zonas donde el agua se supone poco escasea y que a pesar de eso los animales sufren, están muriendo a diario por lo menos una vaca o novillona.
En diálogo con algunos ganaderos explicaban que muchas veces las han tenido que amontonar, muere una hoy o dos en tan solo un día lo que ya es alarmante porque están perdiendo parte de su patrimonio.
Argumentan que no hay apoyos, ni por parte del Gobierno Estatal, ni por parte del Gobierno Federal se dicen decepcionados por este gobierno que los abandonó de manera drástica y aseguran que su actividad es una de las más golpeada por parte del nuevo gobierno al no apoyarlos con nada.
Ante esto entrevistamos al Presidente de la Asociación Ganadera Local Prisciliano Ramón Martínez quien asegura que este ha sido el peor de los años para la ganadería, puesto que se han perdido alrededor de unas mil 500 cabezas de ganado .
“Tan solo en mi caso yo he perdido un total de 15 vacas y así hay muchos ganaderos de esta zona que están perdiendo gran parte de lo que consideran su sustento o patrimonio”.
El costo de una res por muy delgada que sea es de 12 mil pesos, pero aquella res que está gorda y muere por las altas temperaturas y la sequía extrema tiene un costo de 15 mil pesos, es decir, muchos han perdido hasta 150 ó 200 mil pesos en tan solo un mes de intensa sequía.
Y qué pasa con el seguro “mira el seguro ganadero no cubre muerte por falta de comida, solo es por enfermedad, desastres naturales o que la pico una víbora, pero no por la sequía o falta de pasto, ni por altas temperaturas o por alta de minerales en los pastos, por eso no aplica ahí el seguro y no recuperamos nada”.
Hasta el momento no se ha dado el apoyo por parte del Gobierno Federal o Estatal y ahora consideran que menos se dará con esto de la pandemia, por lo que aseguran muchos ya están en el proceso de buscar alternativas ante un panomara desolador, un panorama donde consideran que los gobiernos los han abandonado.
En este recorrido por la zona de Joachin hacia lo que son los ranchos en Mata Cocuite se pueden ver como las vacas han sido amontonadas, las vacas y novillonas han sido devoradas por los animales carroñeros, se nota el cementerio de hueso y temen los mismos ganaderos que mientras no les llueva lo suficiente van a seguir perdiendo cabezas de ganado.
Constatado por este medio de comunicación hoy los ganaderos podrían estar entrando en una crisis, porque aunque las vacas estén gordas pueden caer por que no tienen los nutrientes que se requieren, las altas temperaturas han sido el factor principal de que el ganado empiece a caer y poco a poco se vean pequeños cementerios de animales, huesos que muestran como los ganaderos poco a poco están perdiendo el ganado que tanto les costó tener.