Oficial Ahora los permisos los dan los líderes ambulantes

*La Dirección de Comercio no da más permiso para vender en la calle, pero los dirigentes sí

Manuel Regueyra

Reportero de Crónica TB

Aunque en la puerta de la Dirección de Comercio está escrito que no se dan más permisos para vender en la vía pública, el comercio informal sigue apropiándose de las calles en el primer cuadro de la ciudad.

En las esquinas que hacen Libertad y Juárez, regularmente hay una vendedora con una carretilla vendiendo dulces o fruta, ayer lunes estaban vendiendo quien al parecer es el esposo de la vendedora y un joven, vendían ciruelas.

Tiene un par de meses que se vienen poniendo en esa esquina, aunque primero lo hacían los fines de semana, ahora es todos los días, llegan con su carretilla llena de fruta o dulces, ponen su sombrilla para evitar los rayos del sol y se sientan en un banquito a esperar los clientes.

Y cruzando la avenida Juárez, junto al semáforo, tiene un par de semanas que por la mañana se ponen unos jóvenes a vender helados, están en esa esquina 2 ó 3 horas vendiendo, atrás de ellos hay un vendedor que tiene años ahí.

En la esquina que hacen avenida Serdán y la calle Constitución, donde acaban de abrir una rosticería de pollos-abrió sus puertas al público sin contar con los permisos municipales-esta semana aparecieron 2 vendedores sobre la avenida.

En una carretilla una mujer vende aguacates y en un diablo un hombre vende ropa, ya que desde que abrió sus puertas la rosticería se forman largas filas de personas para comprar su pollo rostizado, quienes por cierto no guardan la sana distancia y hay algunos que no traen el cubrebocas puesto.

Mientras que en la esquina que hacen la calle Constitución y la avenida Madero, junto a la tortillería también esta semana apareció una vendedora de aguacates, ahí tiene años vendiendo berro una mujer, quien primero tenía una mesita, pero ya se extendió otros metros más.

Y cruzando la avenida Madero, junto al lugar que vendió El Güero Jácome en varías decenas de miles de pesos, tiene un par de semanas que apareció un puesto de jitomates, chiles y cebollas; y El Güero Jácome ahora está unos cuantos metros atrás del espacio en la calle que vendió.

Y en la esquina que hacen la calle Libertad y la avenida Madero, frente a la tienda que vende carnes hay un vendedor de jugo de piña y piñas, también tenía un par de metros y ahora ocupa varios más.

Y cruzando la avenida está su esposa vendiendo naranjas, tendrá alrededor de 3 meses que apareció una camioneta estacionada en esa esquina vendiendo naranjas, personal de la Dirección de Comercio le dijo que no podía vender ahí, que si no se quitaba la iban a quitar.

Le tiró un rollo mareador al Director de Comercio, que estaba peleada con su esposo, el vendedor de jugos de piña, pero que terminando de vender la cantidad de naranjas que compró se quitaba.

No fue así, la esposa del vendedor de jugos de piña, al parecer pariente de Víctor Sena, convenció al dueño del lugar, donde estaba Farmacia del Ahorro, para que le permitiera vender las naranjas en el estacionamiento y ahí está, ahora la pareja es dueña de las 2 esquinas.