Nadie respeta la sana distancia

Nadie respeta la sana distancia

Filas en los bancos, Elektra, Coppel, CFE, Telecom y sin guardar la sana distancia

*.-Quienes aprovechan la situación son los vendedores de cubrebocas, que los venden a la entrada de las sucursales bancarias.

Manuel Regueyra
Reportero de Crónica TB

Aunque Tierra Blanca ya forma parte de los municipios veracruzanos que cuentan con casos de coronavirus, la Secretaría de Salud Estatal reporta 6 casos confirmados y 3 sospechosos, los terrablanquenses siguen saliendo a la calle.
Ayer lunes, en las sucursales de los bancos BBVA, City Banamex, una vez más se vieron largas filas de cuentahabientes sin que guardaran la sana distancia y muchos en la fila no traían cubrebocas.
Lo mismo se pudo observar en las dos tiendas Elektra que hay en la ciudad, largas filas para poder entrar a la tienda, lo mismo en las dos tiendas departamentales Coppel, personas haciendo fila desde antes de las 10 de la mañana para poder entrar a comprar o pagar.
En la sucursal de City Banamex, se le preguntó a don Alfredo Santiago, jubilado ferrocarrilero, que hacía fila para poder cobrar su pensión, si no tenía temor de ser contagiado de coronavirus, dijo que si había temor, pero si no cobraba la pensión que le da el Instituto Mexicano del Seguro Social, no tendría para comer.
Es poca la pensión que me dan, cerca de 4 mil pesos para todo un mes, por eso es que venimos a cobrar hoy, porque la pensión ya se agotó, es más, ya tuve que pedir fiado en la tienda y tengo que pagar hoy (ayer).
También donde se vio una larga fila de personas fue en las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) esperando para pagar su consuno de energía eléctrica, y lo mismo en las oficinas de Telecom, una fila de personas esperando cobrar su giro.
Mientras que doña Juana Torralba, viuda de un ferrocarrilero, también dijo tener temor de contagiarse, pero que no hay de otra, que tiene que venir a cobrar la pensión que le dejó su marido y que le sirve para comer, pagar el agua y la luz.
También se pudo observar ayer lunes, que comercios no esenciales siguen abiertos al público en el centro de la ciudad: zapaterías, tiendas de ropa, peluquerías, estéticas, tiendas de teléfonos celulares, ferreterías y tiendas de chucherías siguen abiertas.
Y quienes están aprovechando la pandemia son algunas personas que se dedican a la venta de cubrebocas, quienes se ponen a venderlos a la entrada de las sucursales bancarias, ya que para entrar hay que traer cubrebocas y muchas de las personas que hacen fila para entrar no lo traen.
Los hay desde los 10 pesos hasta los 80 ó 100 pesos, aunque los que más se venden son los que andan entre los 30 y 50 pesos y que son lavables, ya que los de 10 pesos son desechables.
También la mayoría de los taxistas no usan cubrebocas y muchos no traen gel antibacterial para ofrecerle a los clientes al momento de abordar el taxi, aunque ellos alegan que no les da para comprar cubrebocas y gel antibacterial, ya que hay días que no sacan ni para comer.