Llegaron camas al IMSS

*.-A los derechohabientes los recibe en la puerta una persona con un traje especial y a unos metros de él hay personas vendiendo comida.

Manuel Regueyra
Reportero de Crónica TB

Ayer fuimos avisados que a la Clínica Familiar 63 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) estaban llegando camas de hospital, sin embargo cuando llegamos las camas, que no conocemos el número, ya habían sido bajadas y metidas a la clínica familiar.
Pudimos ver que la entrada a la clínica es restringida, de dos en dos y que una persona cubierta totalmente con un traje especial para no infectarse es quien los recibe en la puerta para preguntarles a qué van, para luego, si es que entran, aplicarles gel anti bacterial.
Afuera, sobre la banqueta, que es bastante amplia, instalaron una carpa y se colocaron una decena de sillas a cierta a distancia para que los derechohabientes del IMSS estén sentados esperando poder entrar a la clínica familiar.
Los que esperaban afuera sentados para poder entrar a la clínica, alrededor de 9 personas, hombres y mujeres, ninguno traía cubrebocas; también se pudo ver a una mujer junto a la barda de tubos de la clínica vendiendo comida en una mesita y a otra mujer más joven, llevándoles comida a trabajadores de la clínica que la recibieron por el espacio que hay entre tubo y tubo de la barda.
En la clínica no quisieron dar información sobre las camas, si era cierto que habían llegado y si llegaron cuántas habían llegado, nos dijeron que no están autorizados a dar declaraciones, que hay un departamento de Comunicación Social, pero está en Orizaba, y que sólo ellos están autorizados para dar cualquier tipo información.
Se trató de hablar con los derechohabientes, pero ninguno quiso decir algo, se les preguntó si no tenían temor de salir a la calle e infectarse y nadie dijo nada, siguieron callados; aunque a uno de ellos, cuando ya nos íbamos, se le escuchó decir: que era una cita que tenía agendada desde hace un par de meses y no venir sería esperar otros dos meses por lo menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.