Leyendas del deporte: Joe Montana, el mito que marcó los 80 en la NFL

El mariscal de campo de San Francisco dejó un legado impresionante en San Francisco con sus cuatro trofeos Vince Lombardi

Cuando Joe Montana fue elegido por los 49ers en el Draft de 1979, no había grandes esperanzas de que pudiera convertirse en el hombre que pudiera cambiar el destino de una franquicia hasta entonces perdedora. Su éxito fue inmediato y al cabo de 14 temporadas se convirtió en una de las más grandes leyendas no solo de San Francisco, sino de toda la NFL.

El legendario mariscal de campo llevó cuatro trofeos de Vince Lombardi a las vitrinas del equipo californiano, a nivel personal se quedó con dos premios MVP de la NFL y tres premios MVP del Super Bowl, para enmarcar una de las más brillantes carreras que se recuerden en la historia de la liga.

A ‘Joe Cool’ le bastaron tres temporadas para conseguir su primer título con los Niners. Los 49ers superaron a Dallas en el Juego de Campeonato de la NFC de 1981. A partir de ese momento, la década de los 80 se pintó de dorado y dejó el plateado de los Cowboys para después.

Porque para su mala suerte, meses antes del Draft de 1979, los de la Estrella Solitaria estaban encandilados con Montana, pero en los minutos previos a su pick en la tercera ronda, Tom Landry se decantó por el ala cerrada Doug Cosbie. Los Niners triunfaron en la edición XVI del Súper Domingo a los Bengals por 26-21 y Montana se consagró como el Más Valioso al completar 14 de sus 22 envíos par 157 yardas y un touchdown.

Tres años más tarde, San Francisco volvió a sonreír en el juego grande. Montana se erigió por segunda vez como el MVP del partido tras comandar la victoria de 38-16 sobre los Dolphins y después, en el SB XXIII los Bengals volvieron a ser las víctimas de los gambusinos, ahora por pizarra de 20-16, tras un prolongado drive liderado por Montana en los últimos minutos del encuentro para sentenciar el desenlace a su favor.

Un año más tarde, Montana se convirtió en el segundo mariscal de campo con cuatro anillos de Super Bowl al igual que Terry Bradshaw, cuando en la edición XXIV del partido por el título de la NFL los Niners propinaron la más escandalosa paliza en la historia del Súper Tazón a los Broncos de John Elway, a los que derrotaron 55-10. ‘Joe Cool’ sumó su tercer condecoración como el Jugador Más Valioso para redondear su cuento de hadas en San Francisco.

1 comentario


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.