Le regresan las gallinas a la Señorita Laura

 

*Se dijeron engañadas pues el trato eran gallinas ponedoras de huevos y les entregaron pollonas. Ellas exigieron su dinero.
*Esperábamos gallinas ponedoras pero estaban muy chiquitas, “nos dio miedo llevárnosla así porque se podían morir por el calor, por eso le dijimos a la Regidora Laura que mejor nos regresara el dinero”: María F.

Irene Terrones Ortiz
Reportera de Crónica TB

Ayer durante la entrega de gallinas ponedoras en las instalaciones de la Unidad Deportiva, se dieron algunos inconvenientes entre las personas que recibirían este apoyo y la persona encargada del programa estatal, las beneficiarias se inconforman porque esperaban recibir aves de buen tamaño, ¡ya listas! para su reproducción y no fue así.

Esto derivó en la molestia de algunas beneficiarias quienes al estar inscritas al programa de gallinas ponedoras ya habían cubierto con anticipación una cuota según se dijo de 300 pesos por el acarreo de las aves, que al final no convencieron a las amas de casa que son quienes han sido las más interesadas en anotarse en este proyecto agrícola-animal creado con el objetivo de apoyar a las familias en la zona rural, ya que son una fuente diaria de huevos que sirven para su consumo y comercialización.


Este programa tambien ha resultado muy atractivo para las familias de la cabecera municipal, estableciéndose algunas granjas en algunas colonias.
La inconformidad de ayer entre algunas de las beneficiadas derivó en que, las aves que les pretendían entregar y que son diez dentro según lo establecido por el programa, no reunían las condiciones para ser gallinas ponedoras, estas eran muy pequeñas, y como de manera textual lo expresaron algunos beneficiados.

“No había garantía de que fueran a soportar incluso las altas temperaturas que el municipio de Tierra Blanca registra, porque no son gallinas sino pollas que se nos van a morir ahogadas con tanto calor.
Los inscritos en el programa decidieron no llevarse las gallinas y optaron por exigir el reembolso de lo que ya habían aportado por el traslado de estas aves domésticas, situación que al momento de darse la entrega de estos apoyos generó mucho alboroto entre los ahí presentes, obligando a quienes venían al frente de la repartición de gallinas, devolver el dinero.