Le cobran 200 mil por destaparle una arteria en Veracruz

*Esposa pide a administrador de Cruz Roja tenga piedad para su esposo, ambos perdieron trabajo y le cobran 200 mil por destaparle una arteria en Veracruz

*Gerardo Perian León de 58 años de edad, pide ayuda a la Cruz Roja pues ya no tiene cómo pagar 200 mil pesos mas que le cobran por una presunta operación de arteria

Veracruz, Ver.- Gerardo Perian León 58 años está desempleado después que comenzó la pandemia al cerrar su puesto de tacos sufrió dos infartos agudos de miocardio el pasado jueves por lo que fue llevado a la Cruz Roja donde su familia ha pagado entre 40 y 50 mil pesos ha empeñado todo y pedido dinero a rédito y todavía le falta el procedimiento más importante un cateterismo por el que le cobra la institución 200 mil pesos.
La señora Maricela Torres Cruz era empleada en una tienda de conveniencia que la despidió por ser diabética, hoy le pide  al patronato de la Cruz Roja compasión ante tantos cobros que le han hecho y ya no tiene más que empeñar y su esposo necesita un procedimiento que además le han dicho no es totalmente seguro pero es lo más viable para evitar otro infarto ya que tiene una arteria tapada.
Ella dice que al llegar su esposo a la Cruz Roja el jueves por infarto agudo de miocardio le han cobrado entre 40 y 50 mil pesos lo que ya han pagado empeñando lo poco que tenían pues dice que en el puesto de tacos de barbacoa de borrego que tenía antes de la pandemia en Juan Soto entre Cuauhtémoc y Victoria iban al día sin embargo la falta de clientes lo llevó a cerrar.
“Íbamos al día, él decidió cerrar y a mí me despidieron el nueve abril, me dijeron que por ser diabética era de alto riesgo y no me renovaron mi contrato, también me quedé sin trabajo y tenemos una niña de dos años de edad”.
El jueves que llegó a la Cruz Roja la familia pagó por reanimación, intubación, dos electrocardiogramas, el auxilio en urgencias fueron 11 mil 671 pesos luego don Gerardo entró en coma y fue trasladado a terapia intensiva por lo que tuvieron que pagar otros 10 mil pesos, ya el sábado en la tarde salió del coma; no obstante que el señor Gerardo Perian entró directamente por infarto y la benemérita institución obligó que pagaran una prueba COVID-19 la Cruz Roja por Tomografía con un costo de 4 mil pesos los cuáles tuvieron que cubrir de inmediato.
Entre medicamentos y recetas dinero ya han pagado entre 40 y 50 mil pesos desde el jueves que entró hasta este sábado que le dijeron lo llevarían a otro piso por lo que le pidieron otros cinco mil pesos más como un anticipo por traslado al área privada, aparte de esos cinco mil le dijeron que faltaban mil 400 pesos más.
El hermano de don Gerardo ha tenido que conseguir parte del dinero hasta pedir a rédito por lo que ya no tienen más y el señor sigue hospitalizado faltando el cateterismo de 200 mil pesos pues le dicen que sin eso no se destapa la arteria y es probable que sufra un tercer infarto.
Este domingo la Cruz Roja le dijo que debían más de mil pesos de medicamentos sin embargo esos medicamentos que le están cobrando ahora el hermano de don Gerardo los llevó por la mañana porque la institución no los tenía y él los consiguió afuera para que se los pusieran y ahora se lo están cobrando también.
La señora Maricela fue a bañar a su esposo y descubrió que tenía un chichón en la cabeza y tiene morado en su cabeza nadie le ha informado sobre eso qué le sucedió a don Gerardo dice que su esposo se queja que le duele mucho el pecho, ahorita tiene un catéter pero se sigue sintiendo mal.
“Ya nos endrogamos, no tenemos para solventar los gastos, estamos sin trabajar y tenemos una niña de dos años y medio, fui a ver si todavía estaba vigente mi seguro social por el trabajo que tuve en la tienda de conveniencia y me dijeron que ya no, no sabemos qué hacer pues él aún sigue internado y ya no tenemos más dinero”; explica.
“Nosotros estamos pidiendo que nos ayuden estoy consciente de que tendríamos que pagar la atención a mi esposo pero ya no tenemos para empeñar. Si el médico me dice que me lo da de alta me lo traigo a la casa porque ya no tengo para los 200 mil pesos del cateterismo, pido que la Cruz Roja nos ayude, que me hagan descuento o condonen el pago del procedimiento de mi esposo”; suplica.
A don Gerardo le diagnostican síndrome post paro cardíaco fase temprana de ilcor infarto agudo de miocardio no trombolizado anterior extenso, le dijeron en términos sencillos que se le tapó una arteria; la señora Maricela está buscando trabajo sin embargo no ha recibido respuesta, aunque es joven ya que tiene 38 años de edad, dice su condición de inyectarse insulina no es aceptada en muchos lugares para trabajar por eso suplica a la benemérita institución pues no sabe cómo atender a su esposo sin dinero y sin trabajo, ella enferma y con su pequeña hija.