Largas filas afuera de los bancos

*Aunque todos traían cubrebocas, no guardaban la sana distancia y se amontonaban en la entrada a la sucursal bancaria.

Pensionados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) hicieron fila desde temprana hora para cobrar su pensión, electricistas, ferrocarrileros, cañeros, entre otros que mes con mes hacen fila en la sucursal bancaria Citibanamex. Ayer viernes, último día del mes de julio, en el Mapa Covit-19 del gobierno del estado de Veracruz, Tierra Blanca aparece con 233 casos confirmados de coronavirus, 30 casos sospechosos y 22 defunciones. Esas son las cifras oficiales, sin embargo para muchos terrablanquenses no son reales y piensan que son muchos más las personas contagiadas de coronavirus, así como los que han fallecido por este padecimiento. Las sucursales bancarias están convertidas en áreas de alto riesgo, sobretodo la de los bancos BBVA y Citibanamex, donde cobran los pensionados y reciben los apoyos del gobierno federal miles de terrablanquenses. Largas son las filas de personas que se forman afuera de las dos sucursales bancarias, muchas de ellas no traían cubrebocas y mucho menos guardaban la sana distancia, incluso cuando cerraron una sucursal bancaria en Tuxtepec, gente de San Felipe Usila vino a cobrar a Tierra Blanca. El gobierno municipal a través de las Direcciones de Salud y Protección Civil habló con los gerentes, pero nada hicieron para evitar las aglomeraciones, fue el gobierno municipal quien puso una carpa y sillas a distancia afuera de las sucursales bancarias para que las personas esperaran sentadas y no les pegaran los rayos del sol. En la sucursal bancaria BBVA tuvieron que cerrar las instalaciones al parecer por un brote de contagios que se daría entre los empleados bancarios, desde el 21 de julio que fue cerrada la sucursal bancaria no se ha vuelto a abrir. Ayer viernes 31 de julio, cientos de pensionados hicieron fila para cobrar su pensión en la sucursal Citibanamex, la fila por un lado llegaba hasta la zapatería Domínguez y por el otro hasta Palacio Municipal. Y aunque la mayoría, sino es que todos, traían cubrebocas, no se guardaba la sana distancia y muchos se amontonaban en la entrada, además en los cajeros automáticos no había gel antibacterial para que antes y después de usarlos, aplicarlo en las manos. De nada sirve la lona que el gobierno municipal puso a la entrada de las sucursales bancarias considerándolas de alto riesgo, nadie la toma en cuenta, es más, no demora en caerse, las personas están más interesadas en cobrar su dinero que en cuidar su salud. Así será difícil que los contagios disminuyan, mientras se siga sin atender las recomendaciones sanitarias y el gobierno municipal no endurezca sus acciones, el número de contagios se seguirá incrementando, al igual que los fallecidos.