Índices de violencia contra la mujer al alza y el Instituto Municipal de la Mujer cerrado

*.Se quejan las féminas que no hay siquiera un número telefónico a donde poder llamar y recibir apoyo y asesoría.

Manuel Regueyra
Reportero de Crónica TB

La violencia contra las mujeres en Tierra Blanca se ha incrementado considerablemente en los dos últimos meses y quienes la sufren no saben con quién acudir, ya que por causa de la pandemia las autoridades responsables de atender estos hechos no funcionan totalmente.
Laura, con 28 años de edad y madre de dos hijos, 1 de 5 años y otro que está por cumplir 3, se queja de estar sufriendo maltrato por parte de su esposo, que todavía no ha llegado a los golpes, pero los insultos cada vez la lastiman más.
Antes no era así, quizá porque mi esposo no estaba todo el día ni todos los días en la casa, su trabajo lo obliga a estar fuera de Tierra Blanca por varios días, pero con eso de la pandemia, pues dejó de trabajar y desde entonces está la mayor parte del día en la casa, aunque le siguen pagando, refirió.
Me preocupan los niños porque se asustan cuando su papá empieza a insultarme, ya que grita y eso les asusta y terminan llorando; y me contengo, no le dijo nada, me quedo callada a pesar de todo lo que me dice, para que la cosa no se ponga peor y termine golpeándome, hizo saber Laura.
Una amiga, a la que le conté lo que estaba pasando, el cambio sufrido por mi esposo, me recomendó ir al Instituto Municipal de la Mujer para que me asesoraran sobre lo tenía que hacer, que ahí brindan tanto ayuda psicológica como jurídica, y quienes están al frente son mujeres, comentó.
Sin embargo de nada sirvió la recomendación de mi amiga porque el Instituto Municipal de la Mujer tiene más de 3 meses de estar cerrado y abandonado, algo que se me hace extraño, ya que es sabido el maltrato que sufren las mujeres en Tierra Blanca y que con la pandemia se ha incrementado, manifestó.
Tengo entendido que la directora Anabel Lara Conde es una mujer joven, quizá sufra alguna enfermedad como diabetes, hipertensión arterial u otra enfermedad por la que tuvo que resguardarse en su casa, apuntó el ama de casa.
Y lo mismo ha de pasar con las otras 2 mujeres, la subdirectora y la Trabajadora Social, están dentro de la población vulnerable y dejaron de trabajar, pero igual que a mi esposo, las 3 siguen cobrando su quincena, refirió.
Por lo menos se deberían de turnar las 3 para que no dejen sin funcionar al Instituto Municipal de la Mujer, o que tengan siquiera un número telefónico donde se pueda uno comunicar con alguna de ellas, repito, si los índices de violencia contra la mujer en Tierra Blanca son altos, pues ahora está peor y el Instituto Municipal de la Mujer se mantiene cerrado, entonces a quién acudir, finalizó Laura, de 28 años de edad y madre de 2 niños.