Hasta 12 horas de espera para realizarse prueba de COVID-19 en Poza Rica

Mientras no existe aún una fecha definida para completar los esquemas de vacunación contra el Covid-19 para adultos de entre 18 a 49 años de edad, en Poza Rica el número de contagios va en incremento y algunas personas con síntomas esperan hasta doce horas para hacerse una prueba en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Debido a los daños estructurales que dejó el huracán “Grace” en el edificio de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) 73 del IMSS, el módulo para realizar las pruebas de detección Covid-19 se trasladaron únicamente a la clínica 24, situación que provoca largas filas y tiempos muy prolongados de espera.

En la mayoría de los casos se trata de personas que tienen síntomas y deben someterse al estudio para poder obtener la incapacidad laboral y seguir el protocolo sanitario.

El módulo Covid-19 de la clínica 24 del IMSS está rebasado en su capacidad de una oportuna atención y algunos de sus usuarios derechohabientes toman la decisión de buscar la atención médica de manera particular.

La situación preocupa ante la tendencia en aumento de los casos en esta tercera ola de contagios de coronavirus, siendo más de 5 mil 200 acumulados confirmados y 744 defunciones.

Hasta el momento no existe fecha para aplicar las segundas dosis de vacunas contra el Covid-19 para personas de entre 40 a 49 años, tampoco para los de 30 a 39 ni para los adultos más jóvenes de 18 a 29 años, situación que mantiene en incertidumbre a la población.

Cabe señalar que otras instituciones como el Hospital Regional de Poza Rica también están saturadas en la demanda de pruebas y ocupación.

La mayoría de la población se realiza las pruebas rápidas en farmacias y laboratorios que tienen un costo de entre 350 a más de mil pesos.

 

Fuente y foto:AVC/JDM