En la Dirección de Comercio nadan de a muertito

*Siguen apareciendo vendedores en las calles y la mayoría dice que Víctor Sena les da permiso.

Manuel Regueyra
Reportero de Crónica TB

Apareció una vendedora jovencita la semana pasada en la esquina que hacen avenida Juárez y la calle Independencia, aprovechando la celebración de las Fiestas Patrias y ya no se quiere quitar, que Víctor ya le dio permiso le dice a la supervisora.

La jovencita de rasgos indígenas trae en un carrito hecho a propósito juguete de plástico barato, el carrito que jala la jovencita rebasa los 2 metros y trae una sombrilla para protegerse de los rayos del sol.

Y en la banqueta, junto a la entrada de la tienda de enseres domésticos que en esa esquina se encuentra, está un joven que vende bisutería artesanal, quien también de la noche a la mañana apareció y ya nadie lo puede quitar, y que fue Víctor quien le dio permiso de estar ahí.

Todo hace suponer que tanto él como ella son familiares porque él interviene cuando la supervisora de Comercio le pide a la jovencita que se mueva, que no puede estar ahí, que ella tiene que andar caminando, quien, aunque le dice que sí se va a mover, no lo hace, dijeron otros vendedores que pidieron omitir sus nombres por temor a represalias.

Ayer domingo ahí estuvieron los dos, él arriba de la banqueta y la jovencita en el arroyo vehicular, y lo que llama la atención es que personal de Ingresos les cobra a ambos el espacio que ocupan en la calle , sin preguntar si tienen permiso o no para vender ahí, sencillamente cortan boletito, señaló el dueño de un local establecido.

Y de los mismos afiliados a la Ugocp salió que para ellos seguramente Víctor ya vendió ese espacio, y que lo debió vender bien porque es un buen lugar, que por ahí camina mucha gente todos los días.

Hay que esperar, tiene ya una semana el puestecito ahí, ya hemos visto a la supervisora pedirle a la jovencita se retire del lugar, le dice que sí se va a retirar, pero no lo hace, y no se quita porque antes ya pasó el cobrador del ayuntamiento y le dio entre 8 y 12 pesitos, comentaron.

Y si no se quita la jovencita de vender ahí, hay que preguntarse entonces en cuánto le vendieron esa esquina, ya se ha sabido de otras ventas, como se dio a conocer no hace mucho, que el vendedor de cinturones le compró el lugar que tenía frente a Coppel al vendedor de aguas frescas en 40 mil pesos, y que ahora las vende unos metros más atrás, en 16 de Septiembre y Juárez, cuestionaron.

Y lo mismo pasa en la esquina de Libertad y Juárez, se pone un vendedor de plantas y una vendedora de dulce y pasa la cobradora del Ayuntamiento y en vez de pedirles que se retiren porque no tienen permiso de vender ahí, les cobra, señalaron nuevamente.

Se corre entre los afiliados que los dirigentes de los vendedores en la calle quieren aprovechar que se acaba la actual administración y que llega otra nueva y de diferente partido, no ya del partido que públicamente Catalina y los dos Víctor apoyaron, y como la que llega no tiene conocimiento de cuántos vendedores hay en las calles del centro de la ciudad, pues quieren, sobre todo Víctor Sena, meter todos los que se puedan, revelaron.

Ese es el plan del dirigente de la Ugocp, para que cuando llegue la otra administración los vean ahí, ocupando un espacio en las calles; lo que no deja de llamar la atención es que los responsables de frenar esta situación no lo hacen, que incluso a nosotros mismos nos perjudica, se quejaron los ugocepistas.