El último gol de Chander!

*Dan último adiós a adolescente asesinado en Oaxaca

Óscar Luna / REFORMA

 

Cd. de México .- El joven Alexander Martínez Gómez, asesinado el martes por policías municipales de Acatlán de Pérez Figueroa, Oaxaca, fue sepultado este jueves.

El cuerpo de “Chander”, de 16 años, fue velado desde ayer en su casa en la localidad de Vicente Camalote.

Previo a su entierro, el ataúd fue trasladado a una cancha en donde sus compañeros de fútbol le rindieron un breve homenaje.

El féretro fue colocado en el centro de la cancha y fue rodeado por los jóvenes para darle el último adiós, mientras que desde el exterior decenas de personas exigieron justicia con gritos y pancartas.

Luego fue llevado cerca de la portería, donde uno de sus compañeros hizo un pase del balón que golpeó el ataúd para anotar su último gol.

Posteriormente, continuó el cortejo fúnebre que recorrió varias calles de la localidad rumbo al cementerio.

A esta despedida acudieron cientos de personas y decenas de motociclistas, la mayoría vestida de blanco.

Algunos portaron globos, flores y cartulinas con mensajes como “Justicia para Alexander”, “Salí a comprar refresco y nunca volví”, “Ni uno menos, no más muertes de jóvenes” y “Justice for Alexander”.

Frente a la fosa, el padre de la víctima responsabilizó al Alcalde Adán José Maciel Sosa por la muerte de su hijo, quien nació en Carolina del Norte, Estados Unidos.

“La Embajada ya está tras la pista de todo esto y no voy a descansar así tenga que mover cielo, mar y tierra, van a pagar los culpables, no queremos más policías criminales en esta región”, reclamó.

“No voy a descansar hasta que me hijo tenga justicia, y si hay que extraditar, que extraditen a quien tengan que extraditar, no voy a quitar el dedo de encima”.

La noche del martes, Alexander fue asesinado presuntamente en manos de policías municipales en la localidad de Vicente Camalote tras salir a comprar un refresco a bordo de su moto.

Por estos hechos hay otro adolescente gravemente herido en el hospital.

La Fiscalía General del Estado de Oaxaca tiene detenido a uno de los policías presuntamente involucrado en el crimen.