El mercado en quiebra

+.-Se trata de personas adultas mayores que tienen padecimientos y por indicación médica se confinaron en sus casas.
+.- Acusa doña Paula que en el mercado sus compañeros ya no se ponen el cubrebocas, “mi amigo Patricio tiene que apretar las tuercas”.

Irene Terrones Ortiz
Reportera de Crónica TB

Por lo menos un 5% de los locales del mercado 20 de noviembre mantienen cortinas abajo, esto como consecuencia del Covid-19.
Una líder nata de este mercado es doña Paula Lázaro García y nos platica como algunos de sus compañeros locatarios resienten la crisis sanitaria y económica a causa de la pandemia.


“Cómo 5 ó 6 compañeros han bajado sus cortinas, unos porque les dio trombosis y pues para protegerse de este virus decidieron mejor aislarse en sus casas, atendieron las recomendaciones de sus médicos y mejor se fueron a guardar en sus casas por eso bajaron cortinas”.

Como adultos mayores las enfermedades antiguas con el covid es una amenaza latente, “serán como 7, 8 compañeros que cayeron en una situación así de mejor retirarse de sus locales. Yo no me he ido porque soy muy valiente, pero sí me cuido demasiado, en verdad esta pandemia sí nos ha pegado durísimo”. “Lamentablemente esta enfermedad ha matado a mucha gente, lo escuchamos de personas que se acercan y nos platican como han perdido a un familiar, a un ser querido”.


Doña Paula siempre ha compartido que su negocio, el local que atiende dentro del mercado todo el día es su “casa”, ya la casa de uno donde va después del trabajo es como el hotel donde llegas a bañarte y dormir, pero aquí en el mercado es mi casa porque estamos la mayor parte del tiempo.
“Yo veo a jóvenes que no se ponen el cubrebocas, yo les digo, pónganselo, pero hay resistencia, que triste porque mucha gente ha fallecido por este virus, a mi la muerte de la familia Pimentel me pegó bastante, por eso debemos cuidarnos”.

Y en medio de este escenario de una crisis sanitaria y económica doña Paula acusó que varios de sus compañeros en el mercado andan muy relajados porque no portan el cubrebocas, no se lo ponen a pesar de que por su trabajo deberían ser más cuidadosos con la higiene, al preparar alimentos el uso del cubrebocas y guantes es indispensable, “y no es posible que en Temascal que es otro Estado, allá sí multan y lo sé porque tengo conocidos ahí, y aquí no pasa nada, creo que mi amigo Patricio tiene que apretar las tuercas, porque es gente que prepara comidas y no se ponen cubrebocas”.