EL MENSAJERO

* Ya son cinco días y sigue la movilización.
* Taxistas y camionetas pasajeras no respetan.

Este día se cumplen ya cinco días del inicio donde el Gobierno del Estado decretaba que serían 15 días sin movilización en el centro de la ciudad donde más contagios se han dado y en este caso entraba el municipio.
Las medidas que decreta el Gobernador del Estado Cuitláhuac García Jiménez sin lugar a dudas lleva el mensaje de que se debe disminuir la movilidad de personas y con ello se estaría evitando el contagio de coronavirus que hoy se está dando de manera acelerada y para muestra es que Tierra Blanca ya solo le faltan 13 casos para llegar a los 200 el número de contagiados por el Covid-19.
Alarmante, claro que es alarmante porque todos los días estamos escuchando que se están muriendo las personas, conocidos, no conocidos y otros que están hospitalizados, lamentablemente solo esperando el desenlace final, pues se sabe que cuando ya ingresan a los hospitales covid les dan muy pero muy pocas probabilidades de vida.
Es más lamentable que a pesar de que el Gobierno Estatal implemente medidas que son por la seguridad de los ciudadanos y que el municipio aunque busque implementarlas la gente no las acata, sí las entiende pero no las toma en cuenta y la movilidad en el centro de la ciudad es casi igual que si no estuviera cerrado.
Motociclistas siguen sin respetar el tema de las calles y avenidas cerradas, se meten en sentido contrario o bien solamente alzan la cinta preventiva, y como saben que nadie los va a detener andan como sin nada en sentido contrario y en pareja para no sentirse solos, así que el cierre de las calles no es una verdadera atenuante como para mantenerlos en casa.
La gente por ejemplo este fin de semana sí dejó de ir un poco al centro, lució medio vacío y donde más se vio gente fue en las tiendas Coppel y lógicamente la tienda favorita del Gobierno Federal Elektra quienes estaban ayer como si fuera lunes, completamente llenos y nadie les dijo nada.
Podría decirse que ha sido un fracaso el decreto del morenista Cuitláhuac García, puesto que la gente sigue haciendo su vida normal, no le interesa si hay o no un virus en la ciudad, si se incrementan o mueren las personas ellos están aferrados a que eso es un cuento chino y que el Gobierno así está camuflajeando el que los hospitales no cuenten con personal y medicamentos, así que mientras continúen con estas ideas científicas no comprobadas, lo que haga o dejen de hacer los gobiernos no servirá de mucho, incluso algunos ya hasta se están rebelando.
El caso del líder de los locatarios del Mercado 20 de Noviembre fue uno de los que se les reveló y amenazó con cerrar el mercado si le clausuraban el negocio donde sus comensales degustaban un rico platillo de carne de borrego, hasta ese punto y ojo, mientras las autoridades no apliquen la ley o sanciones severas así van a continuar todos los comerciantes rebelándose porque saben que no les hacen nada.

DE REBOTE…

Son ya cinco días y el incremento de casos confirmados de coronavirus es más alarmante, ya que en tan solo 48 horas se han confirmado más de 20 casos e Covid-19, van hasta el día de ayer domingo 187, hay 15 más sospechosos y las muertes ya prácticamente ni las han actualizado.
La gente no cree y quienes hoy están padeciendo simplemente se están dando cuenta que estar tratando un paciente con coronavirus es costoso, no hay oxígeno y la desesperación por no verlos cuando ya están internados es algo que quienes hoy ya lo vivieron piden que aquellos incrédulos no lo lleguen a padecer porque simplemente si se llegan a infectar van a morir, cruda realidad pero es lo que hoy está sucediendo.

Y LA CAIDA…

Los taxistas fueron reconvenidos porque utilicen todos los métodos posibles para que la gente entienda, lo malo es que también hay algunos taxistas que no utilizan el cubre bocas y llevan pasajes en la parte del copiloto, no todos pero sí hay algunos que les vale.
También se denunció que las camionetas pasajeras esas que vienen de la ciudad de Temazcal vienen hasta su máxima capacidad pero que les advierten a sus pasajeros que antes de ingresar al centro de la ciudad se tienen que bajar por lo menos la mitad para que si son detenidas vean que si están cumpliendo con las medidas, es decir todo mundo le juega a no respetar nada de lo que se ha establecido.
Por eso seguramente ahora el Gobierno se desquita y no está entregando esos apoyos para los concesionarios o choferes, las famosas tandas que les iban a llegar nada mas no llegan y por eso ellos están viviendo una crisis bastante fuerte, así que si esto continúa en ascenso en los próximos meses será peor, al tiempo.
ismael_2001@hotmail.com