EL MENSAJERO

* Comercio se verá severamente afectado.
* Se vendió toda la carne en la Ganadera.

Si las medidas que decretó el Señor Gobernador Cuitláhuac García Jiménez se aplicaran al pie de la letra, claro que el número de contagiados disminuirían pero desafortunadamente la responsabilidad no solamente recae en las autoridades municipales, estatales o federales sino también en el mismo ciudadano, ser por primera vez responsable sería lo más indicado.
Para algunos incrédulos y con tendencias partidistas aseguran que la culpa la tiene el Gobierno Municipal, que son ellos los responsables porque no aplican la ley del garrote, pero casi estoy seguro que si se aplicaran medidas donde se utilizara la fuerza pública entonces habría la crítica de que el Gobierno en turno está abusando de su poder, es decir a la gente sobre todo los de tendencias partidistas y cerrados jamás estarán conformes.
Las medidas están bien establecidas, las medidas son sin lugar a dudas para disminuir el alto número de contagios y que ya cambie el semáforo, pero todos debemos acatarlas, no violarlas como hasta ahora se está dando y todo porque la gente se empeña en decir que todo es una farsa del Gobierno, algunos que conocemos lo dijeron y hoy están entubados esperando un milagro de Dios o que resista su cuerpo.
Se lee feo, algunos dirán que hasta me estoy excediendo pero es la realidad desafortunadamente las medidas son violadas por los mismos ciudadanos que insisten en no respetarlas y retan a la autoridad a que ya les apliquen la ley del garrote.
Hoy precisamente por culpa de la gente y del gobierno las medidas van a venir a lesionar al comercio, tanto el formal como el informal, la Dirección de Comercio ha estado recorriendo y exhortando a los negocios a que respeten el decreto publicado en la gaceta oficial del Estado.
Antes el comercio tenía poca venta, hoy tiene menos venta y todavía quienes no son negocios esenciales van a tener que cerrar porque así está establecido y porque la gente no quiere entender que los hospitales están colapsando ante la gran cantidad de pacientes que llegan no solo de la zona urbana sino de la rural también.
Ya en el anterior cierre de los comercios hubo algunos que de plano ya no abrieron y ahora les viene otra oleada de mala racha, cero venta al estar el ordenamiento que hasta las seis de la tarde tienen que tener abierto y que los negocios no esenciales de plano no tienen por qué abrir, es un mandato del Gobierno estatal, uno que si lesiona a los comerciantes y que los obligara seguramente a cerrar definitivamente o bien despedir a los poco o muchos empleados que tengan.
Desafortunadamente el alto número de contagios está orillando a las autoridades a que se tomen nuevas medidas, que los comercios ahora tengan menos tiempo abiertos y por si fuera poco que ahora algunos esenciales tengan que prestar solamente servicio para llevar y por eso seguramente algunos ni siquiera la están acatando, se están pasando el escrito por debajo del arco del triunfo y si las autoridades siguen con la misión de que no quieren sancionar a nadie entonces no sirve de nada implementar medidas decretadas y se hace lo que quiere, así de simple.

DE REBOTE…

Todo un éxito resultó la venta de carne a bajo costo en apoyo a la economía por la pandemia que se está dando en todo el mundo, el Presidente de la Asociación Ganadera Local Prisciliano Ramón Martínez no le alcanzaron las dos vacas para satisfacer a un nutrido grupo de personas que desde las 9 de la mañana estaban esperando afuera del edificio ganadero.
En la parte de fuera y en el interior había personas esperando, ya mero viene les decía un integrante de la Asociación Ganadera local, “ahorita traen las dos vacas” y repartir una fichita con la cual pasarían a un pequeño mostrador improvisado donde se colocarían las carnes de vacas certificadas.

Y LA CAIDA…

La carne llegó pasaditas de las 10 la gente ya estaba impaciente y al llegar como se esperaba las personas no guardaron su sana distancia, todos querían su kilo de carne, por lo que Ramón Martínez les dijo que si les alcanzaría y pidió que se formaran bien respetando la sana distancia para que de manera ordenada la gente comprara.
Había desde comerciantes, ganaderos, ferrocarrileros y otros más esperando para comprar la carne, claro que querían aprovechar comprar sus bisteces a 90 pesos, o la carne molida o la carne con hueso.
Fue una prueba esperaban que resultara y lo que no se esperaba es que al final no les alcanzara, así que ya está analizando Prisciliano Ramón hacerlo cada viernes con el apoyo de los ganaderos, pues resulta que en esta ocasión fueron donadas dos vacas y con lo que se juntó que fue más de los que le pagan al vender ellos su ganado podrán comprarle a precio justo al ganadero en esta segunda etapa de venta de carne de res a bajo costo, bien por el Presidente de la Ganadera que tuvo la visión en esta época donde todos se quieren aprovechar de la desgracia y dar precios bastantes elevados, a ver qué pasa.

ismael_2001@hotmail.com