EL MENSAJERO

* No querían las técnica polvorón en la Agrarista.
* Ya está internado el Presidente por el Covid.

La historia no miente, las administraciones en su mayoría siempre dan de qué hablar por el estilo que adoptan para hacer obras caras pero a veces de mala calidad. Y quien inició este tipo de hechos fue en la administración de Victoriano Delfín Ruiz, ya después le siguieron los demás.

Si la historia no miente y el tiempo no perdona, la calle Insurgentes que iba a ser la magna obra en el periodo de Victoriano Delfín Ruiz al final solo fue una obra de pésima calidad, no sirvió y hasta la fecha no sirve, prácticamente se tendría que hacer nueva desde Pino Suárez hasta llegar al Panteón.

En su momento fue duramente criticado porque la obra poco a poco se deshizo, no sirvió y nunca hubo ninguna investigación, pero ojo para la siguiente administración que encabezó el panista Francisco Arano Montero se daba otra técnica más, la denominada polvorón y hoy quedan secuelas de esa técnica que el Gobierno panista aplicó sin ninguna sanción.
Hoy la calle Melchor Ocampo entre Lerdo y Zaragoza por lo menos la mitad de la cuadra tiene que ser demolida, al igual que una parte de la Pino Suárez que conecta con las Vías se hicieron polvo y nunca fueron reparadas y el tiempo ha dado la razón a los vecinos de que fueron obras bien chambonas.

Con Miguel Ricardo Pulido no fueron las calles, sino que fue un Tanque Elevado con un alto costo que jamás funcionó, hoy es el monumento a la corrupción, porque nunca se obligó al contratista a demolerlo o que lo hiciera bien, ese Tanque en cualquier momento se podría caer porque tiene ya una inclinación que podría llevarlo a caer.

A su regreso a la Presidencia Municipal Francisco Arano también concluyó un puente que le habían dejado inconcluso, el famosísimo Puente el Huaco, se concluyó con miles de trabas y hoy es un acceso importante para no tener que sufrir cuando el Río Estanzuela crece por la lluvia.

En la administración de Alfredo Osorio una vez que finalizó la de Pancho Arano Montero (la segunda como Alcalde), le continuó la del priista, que a decir de muchos no fue tanto que realizaran obras chambonas, sino que fueron de mala calidad y en algunos casos ni existía la obra que plasmaron ante el Órgano Fiscalizador, como esta en la calle Allende entre Bulevar Malpica Mimendi y Armando Rodríguez Perales, ahí el ORFIS la catalogó como construida y terminada, pero lo único que construyeron fueron guarniciones que hoy están enterradas por tanto relleno que año con año se le deposita a esta calle supuestamente pavimentada con concreto asfáltico.

Con Tito Delfín Cano fue la segunda planta de Tratamiento, la cual nunca fue terminada y hasta la fecha todos los que han buscado la Presidencia Municipal han denunciado que nunca hubo ninguna investigación, vaya hasta panistas le tiraban la pedrada al galeno de Las Charcas de que pedían que regresara el dinero, lo extraño es que ni el Órgano de Fiscalización, ni el Gobierno del Estado que era priista procedieron en consecuencia, lo que sí es cierto es que solo se realizaron unos trabajos y así se quedó la obra.

DE REBOTE…

Con Saúl Lara González lo que encontraron las autoridades fue que en algunos lugares de la zona rural había aulas que no fueron terminadas, cuartitos de esos de la SEDESOL que tampoco fueron entregados y el robo que se detectó en los inventarios, así como las pésimas condiciones que guardaba el parque vehicular que en su mayoría les quitaron las llantas nuevas y les pusieron las famosas de gallito, es decir robo hormiga a finales del año de Hidalgo, el último de la administración panista que le dejaría a otra administración del mismo color.

Hoy se sabe que Patricio Aguirre Solís no quiere dejar que la historia lo juzgue, por lo que al enterarse que la resistencia del concreto en la calle Agrarista que son alrededor de 4 cuadras, fue demolida, pues no era la resistencia indicada y en un año podría convertirse en polvorón.

La lluvia después de que recién habían depositado el cementante hizo que las losas no cumplieran con los requisitos, así que el Alcalde les dijo demuelan y vuélvalas a construir, así que eso es lo que atraso el tema de la pavimentación en la calle Agrarista, así las cosas.

Y LA CAIDA…

Luego de anunciar el Presidente Municipal José Manuel Díaz Rodríguez que había salido positivo a Covid-19, los focos rojos se encendieron en Tres Valles y lejos a lo mejor de preocuparse por la salud del edil, ya muchos ediles estaban pidiendo opinión para ver quién lo podría suplir y la más inmediata según la Ley Orgánica del Municipio Libre tendría que ser la Síndico Único del Ayuntamiento.

Se sabe que ayer el Presidente Municipal José Manuel Díaz tuvo que ser trasladado hasta la ciudad y Puerto de Veracruz para ser internado en el nosocomio, por lo que a los empleados de confianza se les informó que su salud ya era un poco más delicada, por lo que el neumólogo fue quien le solicitó que antes de que se agudicen los síntomas mejor estuviera internado.

Hoy tanto la familia del Alcalde como de los empleados de confianza están pidiendo que el edil supere la enfermedad, ya que consideran que hasta la fecha ha sido el mejor Alcalde que ha tenido Tres Valles, su entrega lo ha llevado a que sea reconocido en el municipio que Gobierna como en otros de la Cuenca del Papaloapan, así que ojalá tenga pronta recuperación para que Tres Valles siga creciendo, a ver qué pasa.

ismael_2001@hotmail.com