EL MENSAJERO

Lic Ismael Maldonado Larios

 

* Con cambios o sin cambios no hay confianza en la Fiscalía.

* No habrá nombres de nuevos funcionarios.

 

Con cambios o sin cambios los ciudadanos no tienen esa confianza de denunciar situación ante la Fiscalía General de Justicia, simplemente porque sienten que al final solo será una pérdida de tiempo y aquí lo hemos dicho que así cambien mil veces de Gobierno, mientras no haya una verdadera depuración de los funcionarios todo seguirá igual o a veces hasta peor.

En las Fiscalía ya la gente no confía, saben que es una mafia hecha y derecha en el sentido de que si van a interponer una denuncia contra alguna persona que esté relacionada con algún funcionario público sabe que nunca va a proceder dicha denuncia y más si ese servidor público es Diputado Local, Federal o hasta empleadillo del Gobierno como sucede actualmente con algunos que hoy están súper elevados de poder.

De acuerdo al INEGI el 52% que fueron encuestadas temen que una vez interpuesta la denuncia sean extorsionadas por la misma autoridad fiscal, es decir, como que sienten que están confabulados con la parte demandada y en muchos casos la parte demandada casi siempre por evadir la justicia “aporta” (así se le dice al moche en la Cuarta Transformación) una módica cantidad y con ello regularmente se le revierte el caso al que demanda, no hay justicia y se comete lo de siempre la injusticia.

En los Gobiernos anteriores como constantemente lo dice Cuitláhuac García Jiménez actual Gobernador de Veracruz se da esta situación, es más se sabe que muchos de los que iban a denunciar si tenían nexos con delincuentes ya prácticamente los estaban esperando afuera para levantarlos, era como que una triangulación de información, el agredido demandaba y el que recibía la demanda solo notificaba para después recibir su parte por informar rápidamente quien o quienes eran los quejosos.

Dice el Gobernador que esto ya no se presenta que no son iguales, que ellos sí están aplicando la Ley pero bastaría que se diera una vueltecita en algunas Fiscalías para que observara que en efecto ya no se realiza de ese modus operandi, sino que ahora es otro modo y es precisamente que si los que han sido demandados son amigos de la infancia de algún funcionario o legislador de la Cuarta Transformación simplemente basta la orden de que la denuncia que se interponga sea revertida, y que el acusado pase a ser víctima hasta ese grado han llegado las cosas en la Fiscalía.

Nada más fíjese, el INEGI maneja que en el 2020 solo se iniciaron carpetas de investigación el 6.6% por lo que el 94.4% prácticamente no fueron investigados, es decir recibieron y armaron la carpeta de investigación pero como solía suceder anteriormente solo se encarpetó y listo, no hubo nada de procuración de Justicia y por ende los ciudadanos no confían en la Fiscalía de Justicia del Estado.

Del universo de las denuncias que se presentaron el 8.7% no confiaron en que sus demandas progresaran porque sienten que nada ha cambiado, que solo se cambió de color y de Gobernador pero las mañas en los órganos de Justicia o de Legislación siguen igual de podridos como en los anteriores gobiernos.

 

DE REBOTE…

 

De esta manera el INEGI destaca que el 32.3% de los que no denunciaron fue porque sabían que solo era una pérdida de tiempo y que al final no harían nada y es cierto hay denuncias que se pueden investigar porque las Fiscalías tienen los medios de como hacerlo y simplemente por ser una investigación de que va en contra del actual partido en el poder no lo hacen para evitar que se destape la cloaca de que el Gobierno decide a quien poner de títere en la Fiscalía de Justicia.

Por esa razón la confianza en el sistema de Justicia está por los suelos, poco más del 50% desconfía de la autoridad de procuración de Justicia, porque tan solo aquí en Tierra Blanca lo han visto como los Diputados Locales se meten a dar órdenes o tratar de intimidar a las personas que van a realizar una denuncia contra algún conocido de la o los funcionarios estatales, así las cosas.

 

Y LA CAIDA…

 

Todo parece indicar que no habrá nombres hasta el 31 de diciembre para los que se suponen serán los nuevos funcionarios públicos, algo muy parecido a cuando Gobernó Alfredo Osorio Medina quien se esperó hasta el mero día de la toma de posesión para dar a conocer quiénes serían los que acompañarían al Presidente como gente de confianza.

La gente tiene la Esperanza de que la próxima administración sea la que los lleve a otra galaxia se creen pequeños negocios en las calles como para hacer ver que se está reactivando la economía en la ciudad, cuando antes esto era criticable que esos no generan nada pero para la próxima administración será diferente.

Algunos se preguntaran y por qué comparamos a las próximas autoridades con la administración de Alfredo Osorio Medina, nada más como dato les diré que en aquel 31 de diciembre del 2007 todavía administración de Pacho Arano al darse la toma de Protesta del nuevo Alcalde Alfredo Osorio Medina para el periodo del 2008-2010 con sus famosas Vías del Futuro llegó personal que no era de Tierra Blanca, que era gente de fuera enviadas por el Gobernador en turno que era el poderoso Fidel Herrera Beltrán.

Así que ojalá no sea el caso y que Álvaro Gómez Flores logre colocar a gente capaz que precisamente anduvieron en su campaña a sol y sombra, además de que los padrinos también estarán metiendo mano pero se sabe que los que lleguen podrían ser gente de Tierra Blanca ya conocidos, al tiempo.

 

ismael_2001@hotmail.com