EL FISCAL TIENE COVID

*Internan a Fiscal Primero Candelario Reyes Méndez con síntomas graves de COVID, fiscalía no les manda ni gel, cubrebocas y tapetes satinizantes

*El Fiscal Primero Orientador Candelario Reyes Méndez fue internado en una Clínica del Seguro Social con síntomes graves de COVID, la fiscal Verónica Hernández no les manda a oficinas ni gel, ni cubrebocas, ni desinfectantes y fiscales se están contagiando porque no hay medidas de atención a personas que llegan a denunciar

Por José Rojas

Veracruz, Ver.-/ El Fiscal Primero Orientador Candelario Reyes Méndez fue internado en una Clínica del Seguro Social, delicado de salud después que presentó síntomas de COVID-19 mientras trabajaba en el Centro Integral de Justicia de la zona norte de ésta ciudad.
Empleados de la dependencia han externado su preocupación en varias ocasiones, más cuando varios de sus compañeros de trabajó han perdido la vida a consecuencia del contagio con el virus, porque no existen verdaderas medidas sanitarias en la Fiscalía General del Estado, todo es un completo desorden.
Trascendió que algunos comandantes de la Policía Ministerial del Estado, así como empleados del Departamento de Servicios Periciales, han tenido que retirarse a sus casas con los mismos síntomas, hasta que superar la enfermedad.
Uno de estos casos fue el de Lázaro Limón Rivera, que sufrió el contagio durante un operativo en Tuxpan, ingresó a la Clínica 71 del IMSS y posteriormente lo dieron de alta, sin embargo, unos días después falleció estando en su domicilio.
Jorge Alberto Rocha Ortega, llega a trabajar sin cubrebocas porque dice que lo del COVID «no existe»..
Otro más fue el del policía ministerial, Jorge Alberto Rocha Ortega, que era el enlace administrativo en la Fiscalía Regional Zona Centro Veracruz, ahí donde el encargado fue captado por los propios empleados, llegando a laborar sin cubrebocas porque dice que “es puro cuento lo del Coronavirus”.
Unos jefes policiacos decidieron solicitar permisos temporales, algunos por sus condiciones de salud, que padecen de diabetes avanzada o que tienen problemas con la presión arterial, mientras que otros comandantes de la PME superan los 60 años de edad, y optaron descansar momentáneamente por recomendaciones de sus familias.
Se escuchan nombres como los de Javier Sánchez Morales, Gonzalo Castillo, Norberto Portilla, y otros más que están en reposo en sus hogares, ya bien porque presentaban algunos síntomas o de manera preventiva para evitar el contagio.
Y es que aseguran que los empleados de la FGE a cargo de Verónica Hernández Giadáns, están más preocupados por mantenerse en sus cargos, la mayoría obtenidos por recomendación que por su capacidad, que en vigilar que se guarden las medidas de seguridad sanitaria en las oficinas con acceso al público.
“Llegan las personas a denunciar o solicitar algún informe y no hay nadie en las entradas para poner gel, no hay por lo menos un trapo para que se limpien el calzado, o para verificar que lleven puestos sus cubrebocas”, señalaron molestos solicitan anonimato por temor a represalias.
Candelario Reyes Méndez se encontraba trabajando en esas condiciones en el Centro Integral de Justicia Zona Norte de Veracruz, que está en el boulevard Fidel Velázquez de la colonia Playa Linda, atrás de las instalaciones de la Policía Naval Veracruz Boca del Río.
Cabe mencionar que el Fiscal Primero Orientador, ahora internado en el IMSS, denunció en julio del 2019 que él y otros de sus compañeros tenían más de 25 años laborando en la Fiscalía General del Estado, antes Procuraduría de Justicia del Estado, y que ganaban el mismo sueldo de 9 mil a 16 mil pesos mensuales que empleados de recién ingreso en 2017, y que habían enviado oficios quejándose de la situación con el entonces Fiscal Jorge Winckler Ortiz, actualmente prófugo después de la imposición en el cargo de Verónica Hernández Giadáns.