Dexametasona, en dosis bajas y sólo en COVID-19 grave: López-Gatell

El subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud del gobierno federal, Hugo López-Gatell, aclaró que los resultados del estudio realizado por la Universidad de Oxford respecto a la dexametasona son preliminares e indicó que solo debe suministrarse a pacientes grave de COVID-19 en dosis bajas.

“El uso en dosis altas o dosis convencionales antiinflamatorias puede conducir a inmunosupresión y llevar a la causa más común de daño en personas que están críticamente enfermas, que es la sepsis, la infección generalizada que lleva a la muerte. Entonces, por eso es importante tener cuidado”, enfatizó.

Durante la conferencia de prensa, López-Gatell detallo que la dexametasona tiene un potente efecto antiinflamatorio y forma parte del grupo de los esteroides, advirtió que produce efectos secundarios como precipitar la aparición de diabetes.

“Generalmente, no todos, pero generalmente aumentan la resistencia a la insulina y aumentan la glucosa en la sangre, en quien tiene riesgo de convertirse en una persona diabética porque ya tenía un trastorno metabólico puede ser que precipiten la ocurrencia de la diabetes”, advirtió.

Además, López-Gatell externó consternación por el aumento en la demanda de este medicamento.

“Pareciera que hay un patrón que las personas quieren guardar su reserva preventiva y nos preocupa que se empiece a utilizar en forma generalizada, sobre todo, en casos graves”.