De mayo para acá he perdido 40 mil pesos, : Doña Paula

*Hay días que nos vamos sin persinarnos

Manuel Regueyra
Reportero de Crónica Tb

Sí tengo mucho miedo, pero me cuido mucho, tengo mi agua con jabón, cloro, uso mi cubrebocas y guardo la sana distancia, y por aquí atiendo un cliente voy y me lavo las manos, por mi seguridad, por mi salud, dijo doña Paula Lázaro García, vendedoras de flores en el mercado 20 de Noviembre.
¿Y cómo está la venta de flores en el mercado?

Las ventas están mal, estamos pelaos, de mayo para acá no vemos luz, y hay días que nos vamos sin persinarnos y esos cierres nos partieron la figura, respondió.


Y si nosotros desde el primer momento que nos dijeron que debíamos usar el cubrebocas hubiéramos hecho caso, pero no, nuestro cerebro es demasiado corto y estúpido, señaló la florista.

A mí en marzo el médico me dijo, por favor cómprate un paquete de cubrebocas y mételo en tu guantera porque la multa en Orizaba por no usar cubrebocas es de 5 mil pesos, recordó.

¿Usted está de acuerdo entonces que en Tierra Blanca se multe a quien no use cubrebocas?

Sí, saben por qué, porque siento que es una burla para la autoridad, a mí una persona que traiga el cubrebocas colgado al cuello me revienta, dijo.
Y cuando vamos a las juntas que hace nuestro secretario general, sí le digo, para que traes esa porquería así, mejor quítatela, no te la pongas, comentó.
Varios se enfermaron en el mercado, hablaron anónimamente a la radio, pero no tuvieron los tamaños para decir Pedro, Juan, Casimiro están enfermos, que venga salubridad y que sanitice el mercado, manifestó la comerciante.

Hubo varios enfermos, pero si hablo a la radio doy mi nombre, aunque esta voz es inconfundible; y sí le dije al secretario general, sé que está enfermo fulano, zutano y merengano, por qué no dijeron los nombres para que Salubridad venga y acordone esto y los enfermos que se vayan a sus casas, refirió.
Echarle ganas a esto, sino la pandemia se va haciendo más grande, al menos yo, aunque me ahogue desde que salgo de mi casa traigo el cubrebocas, y el secretario general viene sin nada, y es él quien debe poner el ejemplo, apuntó.

Mucha gente trae el cubrebocas en la papada y por eso hay muchos contagios, y ves que se murió tu vecina, y dices se murió por pendeja, pero yo no me voy a morir; la familia Vargas Pimentel me causó terror, una familia tan cuidados, sana y limpia se pelo, mencionó la florista.

¿Cómo cuánto ha perdido en estos meses?

Como unos 40 mil pesos de mayo para acá, declaró.

Hacía 3 viajes a la semana a Orizaba, ahora sólo uno, le invierto 15 ó 20 mil pesos al negocio y no sacó más que 5 mil, pues dije no, bájale y llévatela suave, si comía todo los días pescado ahora voy a comer arroz y frijoles, finalizó doña Paula Lázaro García.