De filosofía y cosas peores

Michael Torresini

Al comienzo, en febrero, cuando esta pandemia era sólo una epidemia, el tema principal de conversación era acerca de los murciélagos: el alemán es lo que mejor describe este mamífero volante-Fledermaus, ratón que vuela, literalmente. Y que los chinos coman…de todo ya se sabía-ratones inclusive. De hecho, al comienzo de la prohibición de tener más de un hijo, se los comían los niños-o esto se decía…No sé de esto a ciencia cierta, pero sí sé que son cabroncitos estos chinitos-y son muchos. Todo esto obviamente porque la noticia oficial era que la gran vaina salió desde el mercado de Wuhan, donde vendían murciélagos. Sin embargo, ahora todo esto fue desmentido y una causa más horripilante aún se encontró: El coronavirus habría sido creado en un laboratorio de China donde se experimentaba con murciélagos. El laboratorio, ubicado en Wuhan, habría creado el virus no como un arma biológica, sino como parte del intento de China de demostrar que sus esfuerzos para identificar y combatir viruses son iguales o mayores que los de Estados Unidos. La información vendría de documentos clasificados. El paciente cero habría sido trabajador del laboratorio y él habría contagiado a su vez a otros habitantes de Wuhan. Pese a que Fox News ha solicitado ver la evidencia directamente, aún no se les ha permitido el acceso a ellas.
Según la información, el mercado de Wuhan, inicialmente identificado como un posible punto de origen, nunca vendió murciélagos, y las fuentes de Fox News afirman que culpar al mercado fue un esfuerzo de China para desviar la culpa del laboratorio, junto con los esfuerzos de propaganda del país dirigidos a Estados Unidos e Italia. ¿Por qué Italia? Porque es el país capitalista con el mayor porcentaje de comunistas. Desde la postguerra, la mayoría la tiene el centro, la Democrazia Cristiana, pero poco por debajo de ella hay el PCI, el partido comunista italiano. Los italianos, como todos los latinos en general, no son civiles y disciplinados como los anglosajones. Uno de los chistes más común que circulaba en Norteamérica, era que la única cosa bien organizada en Italia es el crimine. Esto en los ochentas, cuando sólo había las mafias italianas; desde los noventas, sin embargo, las cosas han cambiado mucho y de los grupos criminales italianos ya no se habla mucho, pues los mexicanos (colombianos, etc.), son más que suficientes para mantenernos atentos y llenar las noticias…Pero aparte los rasgos portamentales de su pueblo, Italia goza de un balanceo ideal entre los dos extremos derecha/izquierda: por un lado rige el capitalismo salvaje incontrastado, pero por el otro, los sindicatos de trabajo son muy fuertes y honesto, por lo regular, pues cuidan los intereses del trabajador. Al respecto me gustaría trascribir el artículo número uno de la constitución: L’Italia é una republica fondata sul lavoro. Si los trabajadores quieren, para toda la nación, completica, y sin ninguna clase de violencia, pues simplemente nadie trabaja.
Un columnista del Washington Post reportó que en enero de 2018 oficiales de la embajada de Estados Unidos manifestaron condiciones insalubres en el instituto de virología de Wuhan, y reportaron que se realizaban experimentos muy riesgosos sobre coronavirus en murciélagos. La fuente citada por Fox News acusa además que la Organización Mundial de la Salud fue cómplice en la eliminación de evidencia por parte de China. El país habría cambiado datos, limpiado áreas contaminadas y modificado archivos académicos. Otra prueba de las limitaciones de la inteligencia artificial: Mi laptop NO entiende la diferencia entre un verbo y sustantivos o adjetivos: por esto me dice de pluralizar “modificado”. Y esto que es de la última generación, SSD. O quizá sería más correcto decir que no entiende la sintaxis: “El país” es el sujeto de la oración, cambiar, limpiar y modificar son los predicados, vaya, los verbos, y “áreas contaminadas y archivos académicos” son los objetos.
De repente también México se distingue: Su Embajador ante la Organización de las Naciones Unidas dio a conocer que el organismo está muy cerca de materializar una propuesta en una resolución para evitar la especulación y el acaparamiento de insumos médicos y vacunas para combatir el Covid-19. Juan Ramón de la Fuente subrayó que la iniciativa fue inicialmente planteada por el presidente Andrés Manuel López Obrador ante el G20 y ahora suma el apoyo de 161 países.
Hugo López-Gatell, afirmó que las “estimaciones científicas” establecen que el pico máximo de contagios de coronavirus en el México será entre el 8 y 10 de mayo. La predicción en este primer ciclo de la epidemia, que se extenderá hasta el 25 de junio, es que se registrarán el 95% de los casos esperados. “Como suele pasar en todas las epidemias”, dijo el subsecretario, habrá una continuidad de ésta con una transmisión “muy baja” que se extenderá por “varias” semanas más.
Se ha comprobado que lo que más cuenta es la ya famosa “SANA DISTANCIA”: Las gotas generadas y expulsadas por el organismo son claves para el contagio del virus. Hablar, por ejemplo, también provoca este tipo de partículas mínimas y en la mayoría de los casos imperceptibles. “El acto de hablar genera gotas de líquido oral que varían ampliamente en tamaño, y estas gotas pueden albergar partículas de virus infecciosos”. Y si bien una gran porción de esas gotas se precipita de inmediato llegando al suelo y no reviste peligro, otras permanecen flotando en el aire y pueden alojarse en otras personas, sobre todo aquellas que están cerca de nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.